thumbnail Hola,

El delantero brasileño comienza a mostrarse afectado por el entorno y en el Camp Nou ya no se le tiene paciencia ni consideración

Al fichaje estrella del verano parece estarle costando demasiado su primera temporada en el Barcelona. Neymar, quien arrancó el curso dejando buenas sensaciones en la afición culé, hoy no logra conectar con los mismos, que incluso en un sector, le dedicaron silbidos el pasado miércoles ante el Manchester City. La lesión sufrida y sobre todo la polémica de su fichaje parecen estar demasiado presentes en el día a día del jugador y no le dejan estar al 100%.

Mucho se ha preguntado a los compañeros del brasileño sobre el estado de ánimo de Ney y todos afirman que éste está contento y sin preocupaciones, pero cuando lo vemos en el terreno de juego, parece que no es así. Es bien cierto que el delantero no llegó a explotar en la primera mitad del torneo, algo normal para alguien que se estrena en un equipo y sobre todo en Europa. Las críticas pasan ahora sobre Neymar, como también su rodillo machacó en su momento a jugadores como Alexis Sánchez y Cesc Fàbregas.

El rendimiento físico del jugador tal vez no sea el problema, sino sus preocupaciones. Llama la atención que con la Selección de Brasil no deja de anotar, incluso en su última cita se lució con un hat-trick, pero en el Barcelona no se luce de la misma manera y la única explicación posible parece ser su preocupación por el tema de su fichaje.

Lo que puede encender aún más las alarmas, es que este tema puede todavía tomar mucho tiempo y mientras se prolongue el tema, puede seguir causando daños. Con apenas 22 años, Neymar está mostrando madurez pero es claro que también necesita más experiencia y de eso sólo el tiempo se encargará. Por el momento, habrá que esperar a que se reencuentre con el gol y poco a poco vaya recuperando la confianza de los aficionados.


Artículos relacionados