thumbnail Hola,

El salmantino estará fuera durante ocho de las diez semanas que restan de campeonato. El de Leganés tomará el relevo, en la que es la oportunidad de su vida en una prueba de nivel

Malas noticias en el Real Madrid. Álvaro Arbeloa estará fuera de los terrenos de juego dos meses y prácticamente dice adiós a lo que queda de temporada, que apenas son ya diez semanas de competición. No es que el equipo blanco precisamente vaya cojo en esa posición, donde pueden jugar Dani Carvajal, Nacho Fernández y Sergio Ramos, pero perder a un futbolista de la experiencia de Álvaro Arbeloa siempre es algo que lamentar.

Es por tanto el momento de Dani Carvajal, un relevo de sobradas garantías, por otra parte. En la presente temporada se ha ido rotando sistemáticamente con el propio Arbeloa y, poco a poco, le ha ido comiendo la tostada. Ha ido puliendo sus nervios y sus fallos de concentración para sacar a relucir su mayor técnica y profundidad en ataque, hasta convertirse en el preferido de la mayoría de la afición, como quedó demostrado ante el Atlético (donde salió desde el banquillo), y ante el Levante.

Sin embargo, el bueno de Carvajal siempre pareció tener una red de seguridad en la figura de Arbeloa por debajo de cada paso que daba en firme sobre el alambre. Ahora ya no queda esa red. Y en principio, será Carvajal el elegido para jugar el resto de la temporada en el lateral derecho. Y eso implican los cuartos de final de la Champions, el Clásico de Liga, la final de la Copa del Rey, y otros tantos partidos de máxima exigencia que le quedan al Real Madrid por delante en este final de temporada.

No puede haber mayor examen. No puede haber tampoco mayor recompensa. Y es que ésta es quizás la oportunidad soñada por todos los jugadores: ir cogiendo el tono y adaptándote a una nueva categoría mientras te rotas con un compañero, para ser tú el que tenga que sacar las castañas del fuego cuando los títulos están en juego. Es la oportunidad de su vida. La que le puede hacer definitivamente titular en todo un Real Madrid. Así, con todas las letras.

Y quién sabe si incluso podría abrirle las puertas de la selección española a Carvajal. No será por aptitudes, desde luego. Aunque es cierto que, hasta el momento, no estaba teniendo la regularidad en minutos de la que sí gozan Juanfran Torres y César Azpilicueta. Dos grandes laterales, especialmente el segundo, y que ahora verán cómo ha desaparecido Arbeloa de las quinielas para acudir al Mundial, pero eso sí, se suma un tercero a esa lista de futuribles mundialistas: Dani Carvajal.



Artículos relacionados