thumbnail Hola,

Goal te muestra cuales fueron las disposiciones tácticas en aquellos encuentros y quien salió victorioso

REAL MADRID 0-1 ATLÉTICO (JORNADA 7 LIGA BBVA)

El primer encuentro disputado esta temporada tuvo un clarísimo color rojiblanco. El equipo de Simeone planteó un partido muy intenso en el centro del campo, donde Gabi y Tiago jugaron de mediocentros y estuvieron muy ayudados por Koke. Arda Turan dispuso de más libertad y complicó muchísimo a los de Ancelotti. Arrriba, David Villa y Diego Costa fueron una pesadilla para Sergio Ramos y Pepe. Illarramendi jugó en el doble pivote con Khedira y ahí es donde el Real Madrid comenzó a perder el encuentro. El mediocentro vasco no aguantó el ritmo rojiblanco y fue sustituído al descanso por Luka Modric. La disposición del 4-2-3-1 de Ancelotti, con Isco situado en la mediapunta hizo aguas y el Atlético ganó en feudo madridista sin pasar apuros, e incluso pudo haberlo hecho con más diferencia.


REAL MADRID 3-0 ATLÉTICO (IDA DE SEMIFINALES DE COPA DEL REY)

Mucho cambiaron las cosas en el siguiente encuentro. El Real Madrid jugó un partido muy intenso, como pocos se le recordaban al equipo de Ancelotti hasta esa fecha. En algunos momentos la intensidad fue excesiva y se llegó a convertir en dureza. Ocurrió todo lo contrario que en el encuentro de Liga y esta vez fueron los de Ancelotti los que se fueron con todo a por el encuentro. El Atlético parecía amilanado por el empuje de los blancos. La diferencia principal fue el 4-3-3 con el Ancelotti planteó el encuentro, mucho más equilibrado, nada que ver con aquel 4-2-3-1 de la Liga, esquema que esta vez fue el elegido por Simeone, que dio entrada a Diego en la mediapunta y jugó con Raúl García volcado a la derecha. El italiano ganó el encuentro desde la batalla del centro del campo, al igual que hizo Simeone en el primer enfrentamiento de la temporada. El Real Madrid fue muy superior esta vez y dejó la eliminatoria prácticamente vista para sentencia.


ATLÉTICO 0-2 REAL MADRID (VUELTA DE SEMIFINALES DE COPA DEL REY)

El tercer encuentro fue el que menos historia tuvo de todos. El Real Madrid llegó con un 3-0 favorable de la ida y se adelantó muy pronto en el marcador, con lo que los planteamientos de cada entrenador quedaron en una mera anécdota, si bien es cierto que Ancelotti volvió a ganar la batalla táctica con ese 4-3-3 que tan bien le está yendo. Simeone puso una especie de 4-1-4-1, con Diego volcado a la derecha y con mucha gente por el centro intentando tener el balón (hubo una especie de trivote formado por Mario Suárez, Koke y Sosa), aunque sin éxito esta vez. El Real Madrid ganó el encuentro sin ningún apuro.

Artículos relacionados