thumbnail Hola,

El equipo de los bajitos ha ganado mucho, pero el fútbol mundial exige más envergadura a la hora de luchar por los títulos

El Barcelona ha logrado muchos de sus éxitos siendo un equipo bajito, de poca estatura, pero compensado con mucha técnica y muchas ganas, sin embargo, en los últimos tiempos a los culés les cuesta más superar al rival cuando la diferencia en centímetros es más notoria. En la temporada 2009-10, la media de estatura del equipo era de 1.80 metros, siendo Zlatan Ibrahimovic el que más centímetros tenía (1.95), pero con el paso de los años, el equipo se fue haciendo más bajito aún. Para el curso 2012-13, el promedio se estableció en 1.76 metros, siendo el de más envergadura Gerard Piqué con 1.92.

En los últimos años ha quedado demostrado que mientras más cerca del piso es mejor y que para jugar al fútbol no se necesita ser una garrocha. Estrellas como Xavi (1.70), Iniesta (1.70) y Messi (1.69), son la muestra más reciente de que la calidad importa más, pero si echamos un vistazo atrás, veremos jugadores similares, que también destacaron a pesar no llegar ni siquiera al 1.80: Gerd Müller (1.76), Maradona (1.65), Romàrio (1.69), Pelé (1.73), Philipp Lahm (1.70), Roberto Carlos (1.68), Jorge Campos (1,73) y Fabio Cannavaro (1.74), entre muchos otros que conforman la extensa lista.

El fútbol moderno parece estar exigiendo más centímetros, incluso los brasileños que antes no destacaban por su altura, comienzan a ser más altos, como Thiago Silva, David Luiz, Luiz Gustavo y Thiago Motta. El Barcelona al parecer no se quedará al margen de este crecimiento y sus próximas incorporaciones en el verano de fichajes traerá también más centímetros. La actual plantilla del Barcelona tiene un promedio de 1.77 y con las supuestas llegadas de Marc-André ter Stegen (1,90), Rafinha Alcántara (1,75), Denis Suárez (1,81) y Deulofeu (1,80), el equipo crecería 3 centímetros para volver a llegar una nvez más al promedio de 1.80 metros como en los viejos tiempos.

El promedio incluso podría ser un poco mayor, dependiendo de la llegada del ansiado central, que se presume podría ser de gran envergadura. Además, el Barcelona deberá contrarrestar las posibles bajas del equipo de Cristian Tello y sus 1.80 metros, Jonathan dos Santos (1,72), Afellay (1,80) y Cuenca (1,81). Pero el Barcelona, a pesar de todo no deberá renunciar al 100% del fútbol de los bajitos que es lo que le ha caracterizado y también le ha traído tantas alegrías. Sin irnos más lejos, el pasado sábado en Anoeta, Andrés Iniesta era el único representante del fútbol de los bajitos en el césped y el Barcelona se olvidó de su tiki-taka característico para terminar el partido con una actuación digna de olvidarse.

El trabajo del 'Tata' Martino se ha convertido en uno muy complicado, no sólo ha de continuar la filosofía blaugrana, sino además modificar esas cosas que los rivales ya le saben, pero por si fuera poco, deberá darle centímetros al equipo, sin dejar a un lado el fútbol de los bajitos. La transición no parece nada fácil, pero sin duda será necesaria para ir transformando al equipo que también se empezará a llenar de sangre nueva a patir del próximo verano.


Artículos relacionados