thumbnail Hola,

Cesc Fàbregas en rueda de prensa hizo una dura autocrítica para todo el equipo, sin embargo afirmó que si alguien tira del equipo es su compañero argentino

Dicen que en el fútbol cuando se pierde es culpa de todos, incluido el entrenador y cuando se gana, también es culpa de todos, aunque generalmente los técnicos quieren ceder el protagonismo a sus jugadores. Tras la derrota en Anoeta, el 'Tata' Martino fue el primero en hacer autocrítica y en echarse la culpa del terrible juego mostrado por sus pupilos, pero esta tarde en la Ciutat Esportiva, Cesc Fàbregas a querido enfatizar en la propia crítica e incluir a todo el equipo en ella, aunque tal vez, Lionel Messi haya salido bien librado.

Es difícil ver que a Leo se le critique, tras el último partido ante la Real Sociedad tal vez menos porque el rosarino fue el único en anotar gol, sin embargo él debe sentirse parte de la autocrítica que se hace en el equipo. A diferencia de Jordi Alba, quien considera que los golpes vienen porque quieren hacerle daño al Barcelona, Cesc considera que son bien merecidas. Pero habríamos de dejar bien claro que son bien merecidas para todos, marque o no marquen gol.

Cesc negó que se le haya pedido a Lionel Messi involucrarse más con el equipo y sin embargo afirmó que su compañero argentino es imprescindible en el equipo, pero también dejó ver que el rosarino está también cabreado por lo sucedido el sábado pasado. De hecho, Messi es uno de los jugadores que menos sabe sobrellevar las derrotas y eso no es algo nuevo, incluso Pep Guardiola debió trabajar con él para que el delantero no se encerrara en sí mismo y se sentara a llorar tras perder un partido.

Las críticas posiblemente ya podrían haber cedido si el Barcelona hubiera tenido algún juego esta semana, pero deberán esperar al domingo, cuando se verán con el Almería en el Camp Nou, equipo que podría pagar los platos rotos de la derrota azulgrana ocho días antes. Sin el 'Tata' Martino en el banquillo, porque deberá pagar su sanción, los culés están obligados a mostrar su mejor versión, porque otro tropiezo y difícilmente se les perdonará.



Relacionados