thumbnail Hola,

Si Luka Modric no juega, el Real Madrid lo nota

El conjunto merengue nota mucho la ausencia del jugador croata que, prácticamente, se ha convertido en la figura más importante del esquema de Carlo Ancelotti

He podido presenciar en primera persona el partido entre el Real Madrid y el Elche en el Santiago Bernabéu. Las principales cuestiones a ver en el encuentro eran si Benzema sigue con el buen ritmo (que sigue, a pesar de no haber marcado ningún gol), la vuelta de Varane de titular (le falta ritmo, pero las sensaciones siguen siendo igual de buenas), que Arbeloa juegue antes que Coentrao por banda izquierda (a mi me parece que juega mejor por la izquierda que por la derecha) y, la más importante de todas, la ausencia de Luka Modric en el centro del campo.

El croata es, ahora mismo, el mejor jugador del Real Madrid bajo mi humilde opinión. No me olvido de Cristiano Ronaldo, pero el luso, aunque efectivo la mayoría de las veces, no se nota tanto su ausencia cuando no está como la de Modric. El Madrid echó de menos a Luka contra el Elche y se notó. Juego lento atrás con una escasa salida de balón, sin contar esa presión en la línea de tres cuartos de campo o las aproximaciones con peligro al área rival, así como el control en el centro del campo. Recibió críticas por gran parte de la afición y de la prensa, pero Modric no se vino abajo. Contó con el apoyo de Mourinho y ahora de Ancelotti. Pocos éramos los que dabamos tiempo al croata. Confiamos en él y no decepcionó. Nos dio la razón.

El Madrid dominó de principio a fin. Pocas ocasiones tuvo el conjunto alicantino de cara a la portería defendida por Diego López. No hizo falta el juego de Modric, pero sí se notó que no estaba. Con todos mis respetos al Elche pero, ¿qué hubiera pasado si hubiera sido el Atlético de Madrid, el Barcelona o cualquier equipo grande de Europa? El croata se ha convertido en el referente en el centro del campo del Real Madrid, por delante, incluso, de Xabi Alonso. El tolosarra sigue siendo muy querido (unánimemente) por el coliseo blanco, y más habiendo sido testigo de la sonora ovación que recibió el vasco cuando fue sustituido, pero está claro que viene siendo muy irregular en los últimos partidos. Xabi necesita descanso y no ser titular cada 3 días.

El juego pasa por Modric. La defensa pasa por Modric y su apoyo atrás. El ataque pasa por Modric. Todo pasa por él. El resto de jugadores lo saben y se nota. Illarramendi hizo un partido increíble, pero no tiene la experiencia ni la capacidad suficiente para arriesgarse a lo que hace Xabi Alonso o la fuerza y seguridad de Luka Modric. Aún así, tiene a dos grandísimos maestros para aprender de ellos. Centrocampista de futuro si se le sigue cuidando y dando estas oportunidades.

Modric hizo bien en forzar la quinta amarilla en el partido contra el Getafe. El próximo partido es contra el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón el domingo 2 de marzo a las 17:00 y Luka lo sabía. Tiene que estar. Actualmente el conjunto merengue sufriría con un equipo fuerte si no está el croata. Hoy en día, Modric es el Real Madrid.

Artículos relacionados