thumbnail Hola,

El técnico del Bayern sigue siendo el número uno en la profesión. Ha reinventado a los alemanes y las ganas de triunfar son incluso mayores que el año pasado

Cuando a un entrenador le va tan bien como a Guardiola puede ser por dos razones: porque tienes un super equipo o porque eres el mejor en tu trabajo. Con el de Santpedor se unen ambas cosas, porque no nos engañemos, no es casualidad que un entrenador triunfe de esta manera allá por donde va. Pep ha conseguido reinventar a un Bayern de Múnich campeón de todo el año pasado, y la tarea no ha sido fácil. Empezó el equipo bávaro con dudas e incluso perdió con claridad la Supercopa Alemana cuando aún no había dado comienzo la temporada, pero el conjunto del Allianz se ha ido forjando poco a poco, cambiando algunos automatismos, y a día de hoy vuelve a parecer un equipo invencible.

Guardiola ha descubierto en Lahm la posición de mediocentro, y el capitán rinde ahí a las mil maravillas -solo hace falta ver el pase de gol a Müller que dio ayer-. El equipo combina momentos de toque al mejor estilo Barcelona, con un juego veloz por las bandas, donde Robben y Ribery -ahora lesionado- dan auténticas clases de como debe jugar un extremo pegado a la cal, aunque por momentos se convierten en interiores y hacen mucho daño por dentro. Guardiola ha ido metiendo poco a poco a Götze en el equipo, unas veces como jugador de banda y otras como falso nueve, y el joven talento alemán cada vez es más importante dentro del esquema de Pep. En definitiva, el Bayern, a día de hoy, sigue siendo el favorito número uno para ganar la Champions League.

A José Mourinho no le va mal en su vuelta a la Premier, aunque ya ha sido eliminado de la Capital One Cup y la FA Cup, pero de momento mantiene el liderato en la Premier League -podría perderlo si el Manchester City gana el partido que tiene pendiente-. La gran diferencia con su homólogo del Bayern viene a la hora de calificar el juego del Chelsea, que a finales de febrero uno no llega a tener muy claro. Mourinho sigue poniendo a su equipo la piel de equipo pequeño cuando toca ir a un campo complicado, algo que no pasa por la cabeza de Pep desde que es entrenador. La fragilidad defensiva del Chelsea también está siendo una losa para el de Setúbal, aunque bien es cierto que en las últimas semanas esa tendencia parece haber cambiado. Mourinho tiene mimbres de sobra para hacer que su equipo juegue un fútbol vistoso. Willian, Óscar o Hazard son jugadores de élite y Mourinho lo sabe, pues no le encontró hueco en el equipo a otro superclase como es Juan Mata, que terminó traspasado al Manchester.

En lo que nunca cambiará Mourinho es en perderse en esas guerras dialécticas -que tanto le gustan- con todo aquel que se cruza en su camino. Con Guardiola las tuvo de colores en España y ahora arremete sin dudar contra Arsene Wenger o Manuel Pellegrini, y no serán los últimos. Probablemente, ambos sean los mejores entrenadores de Europa, pero Guardiola sigue siendo muy superior al portugués, como técnico y en las formas.

Pep Guardiola frente a José Mourinho

36 PARTIDOS
39
31 VICTORIAS
25
3 EMPATES
7
2 DERROTAS
7
96 GOLES A FAVOR
69
21 GOLES EN CONTRA
30


Artículos relacionados