thumbnail Hola,

Tras la eliminación en Copa algunos quieren enterrar a un equipo que demuestra ser más sólido de lo que creen. Se mantienen arriba a pesar de lesiones y el escaso fondo de armario

OPINIÓN

En los últimos días hemos visto un bombardeo de artículos o noticias en televisión donde una y otra vez se hablaba de crisis en el Atlético, que estas tres derrotas seguidas (solo una en Liga), eran el preámbulo de una serie de derrotas que dejarían al Atlético fuera de la lucha por el campeonato. Algunos llevan defendiendo desde comienzo de temporada que el Atleti no aguantaría el ritmo de Madrid y Barça y a la mínima oportunidad y sin analizar las situaciones, les acaba perdiendo su deseo de ver ese anunciado bajón que ver la pura realidad. 

LESIONES:
El Atlético de Madrid había encadenado hasta el pasado sábado siete encuentros con jugadores lesionados. Algunas bajas importantísimas como los casos de Luis Filipe, David Villa o Thibaut Courtois. Con la enfermería tan repleta es lógico que un equipo sin el poder de contratación que tienen los dos colosos de nuestra Liga se resienta.

FONDO DE ARMARIO:
En el partido de vuelta de las semifinales de Copa, la conclusión que se puede sacar es que el Atleti tiene buenos recambios para algunas zonas puntualmente, pero escasea de jugadores de recambio de nivel para otras parcelas. Algunos casos como el del portero o del lateral izquierdo son los más flagrantes. Que Insua iguale el rendimiento que Filipe da al juego de los rojiblancos es misión casi imposible, lo reconozco, pero es que el argentino empeora el nivel de manera exagerada. El Atlético del Cholo, basa mucho su ataque en un carrilero largo, que permita que Arda y Koke puedan jugar entre líneas por dentro. Con Insua no solo no tienen eso, además defiende mal y carece de la intensidad necesaria para cumplir en un equipo que trata de jugar al cien por cien cada jugada. El en el caso de Aranzubia, el Atlético buscó en él a ese portero experimentado que pudiera suplir con garantías las contadas ausencias de Courtois y por desgracia no ha sido así.

Otros casos que bajan el nivel de jugadores titulares, son el de Adrian o José Sosa. El asturiano, que tiene oportunidades una y otra vez, no da la talla. Ese jugador con magia, rápido, regateador y decisivo se quedó en los pasados Juegos Olímpicos, desde entonces no le sale nada, a veces parece más miedo que otra cosa, pero lo que más claro queda es que la confianza que le procesa su entrenador no es capaz de devolverla con buen juego. El argentino, por su parte, empezó bien haciendo un buen partido en Vallecas, por ejemplo, pero se ha diluído con una velocidad asombrosa.

Hay buenas excepciones también como el caso de Alderweireld, que si bien entre quejas por no jugar y otras historias se le veía un poco descentrado de la causa, es un recambio de garantías ante posibles bajas en la pareja de centrales. El 'Cebolla' Rodríguez, que como revulsivo para partidos broncos siempre viene bien; o Manquillo, que a veces te lleva a la duda de si está para ser el titular. Aunque si alguno se lleva la palma como jugador número 12 es Raúl García, a mí me parece que con él en el campo y no con Villa, el equipo del Cholo se hace más previsible, con muchos balones colgados al área y menos juego de combinación, pero lo cierto es que sus 7 goles en Liga hacen del navarro uno de los mejores suplentes de la Liga.

El Atlético no puede gastar 20 millones en fichar suplentes, por tanto es normal que su juego se resienta cuando estos tienen que tomar protagonismo, aun así el conjunto rojiblanco no ha perdido comba en la clasificación, eso es un logro más que significativo. Parece que algunos no lo ven pero ese que está tercero tiene los mismos puntos que los dos de arriba. No den por muerto tan pronto a este equipo que aun está muy vivo.

Artículos relacionados