thumbnail Hola,

Carlo Ancelotti rompe una lanza en favor del malagueño, señalándole como víctima del cambio de esquema, pero no definitivamente. Contó con él, cuenta hoy, y contará en el futuro

Jugó ante el Atlético como titular el pasado martes. Lo hizo como falso ‘9’, en una posición que ni mucho menos es la suya, pero a pesar de ello, fue uno de los que más chispa aportó a un derbi descafeinado. Se trata de Isco Alarcón, uno de los jugadores llamados a liderar el ataque de este Real Madrid con Carlo Ancelotti, y que sin embargo, no está contando con casi oportunidades desde que en 2014 el técnico de Reggiolo decidiera cambiar su 4-2-3-1 por un 4-3-3 en el que el malagueño no termina de encajar.

No lo hace porque no tiene el recorrido ni el despliegue físico que tienen mediocampistas como Luka Modric o Ángel Di María. Ni tampoco las características de los Cristiano Ronaldo, Gareth Bale o Jesé Rodríguez. De forma que la única solución que ha encontrado Carletto para darle minutos a Isco es utilizarlo como falso ‘9’: en la posición de Karim Benzema, a pesar de tener cualidades distintas a las del ariete francés.

Las consecuencias no han sido otras sino que el ‘23’ blanco ha ido perdiendo minutos de forma progresiva hasta quedar relegado a la suplencia. Sin embargo, en rueda de prensa, Carlo Ancelotti ha querido romper una lanza a su favor en la previa del choque ante el Getafe, aludiendo a circunstancias temporales para justificar su falta de minutos. Los tuvo al principio de temporada, y los podrá tener de aquí al final de la misma. Ancelotti le tiene bien presente.

“La ausencia de Isco es un motivo táctico, porque en este sistema es más difícil que juegue. Jugó bien ante el Atlético en la posición de Benzema. Con distintas características, puede jugar así. Y en algunos partidos puede jugar como mediocampista en el 4-3-3. Pero su posición ideal es de mediapunta y con este sistema tiene más dificultades, por eso creo que es un problema del momento. Porque el futuro de Isco es muy claro. Es brillante. Está siendo un jugador importante. Lo fue al principio, no olvido que marcó muchos goles cuando el equipo no estaba bien. Es cuestión del momento. Pero él es serio, profesional, no tiene problemas. No está contento, porque quiere jugar. Pero en el derbi demostró que está listo para jugar”, explicó Ancelotti, que ve en Isco a una solución más para su plantel, y nunca un problema.





Artículos relacionados