thumbnail Hola,

El equipo rojiblanco maniató al Real Madrid en la primera parte. El gol de Ibai, más decisivo que la polémica expulsión del '7' merengue. Los de Ancelotti, ni tan bien ni tan mal



1.- Cristiano Ronaldo, tememario. Ayza Gámez, terrorífico

Ronaldo es expulsado y media España se tambalea. Acción y reacción. Y si la jugada no fue excesivamente violenta per sé, el debate futbolístico saca lo peor de muchos aficionados de inmediato. Tampoco fue para tanto. Convenimos todos que la jugada no fue suficientemente merecedora de una expulsión, quizás. También que Cristiano pecó de imprudente por meterse en donde el Athletic quería. E incluso que el trencilla no tuvo el partido bajo control en ningún momento, como se demostró con una expulsión incoherente con respecto al listón del resto de faltas y amonestaciones. Pero al fin y al cabo, el fútbol también se nutre de estos partidos más tensos y físicos. Este fútbol con aroma a antiguo también es bello. También es fútbol. El Athletic se manejó mucho mejor, y cuando el Real Madrid quiso entrar en él, no lo hizo con el pie derecho.
2.- La Liga, más viva que nunca
Decían que esta Liga era aburrida, pero este fin de semana se han barajado hasta tres líderes distintos según pasaban las horas. Y el Real Madrid podría haber dado un buen golpe en la mesa colocándose segundos incluso. Queda la sensación de que este será el sino de la competición de aquí en adelante. Dado el nivel de los tres equipos en la lucha por el título, no cuadraba que en la primera vuelta pudieran haber hecho tantísimos puntos. Y seguro que en la segunda vuelta perderán bastantes más tantos. Agárrense, que vienen curvas.
3.- Más mérito del Athletic que demérito del Real Madrid
El Real Madrid se dejó dos puntos en San Mamés. Momento en el que la mitad de los aficionados merengues se echan las manos a la cabeza intentando buscar los defectos de su equipo, imaginando carencias y deficiencias que hace cuatro días ni pensaban que pudieran existir. Tranquilidad. Ni el Real Madrid del mes de enero tenía un fútbol tan espectacularmente eficaz como decían sus resultados, ni el de este mes de febrero es completamente inoperante. De hecho, si el equipo blanco empató en Bilbao fue, principalmente, porque el Athletic hizo un partidazo. Le anuló durante media hora de la primera parte incluso, y nunca le perdió la cara al encuentro. “Por cómo jugamos hasta el descanso, pensé que ganaríamos”, vino a decir Ernesto Valverde. Y no le faltó razón. El fútbol es cosa de dos, no sólo de uno.

4.- El Real Madrid tiene una deuda en los partidos grandes
Barcelona, Atlético, Athletic… llega el momento en el que se deciden las temporadas, y en el Real Madrid resuenan los nombres de estos rivales contra los que se ha dejado puntos. Tres de los cuatro primeros clasificados de la Liga, sin ir más lejos. Y no hay que restarle méritos a los rivales, evidentemente. Tampoco a los blancos, que llevan 21 partidos consecutivos imbatido. Pero el cuadro de Ancelotti necesitaría dar un golpe en la mesa en este tipo de partidos grandes. Por ejemplo, ante el Atlético en las semifinales de Copa la próxima semana. ¿Qué mejor forma de encarar los octavos de final de la Champions y el tramo decisivo del campeonato doméstico?

5.- Jesé sigue creciendo a pasos agigantados
Ha marcado en el Camp Nou, en el Santiago Bernabéu, en Mestalla, y ahora también en San Mamés. Y eso, con sólo veinte años y una única temporada en Primera División a sus espaldas. Jesé es un chico diferente, y poco a poco lo va demostrando. Ha superado su fase de adaptación, y ahora todo es crecer. Y lo hace a toda velocidad.

Artículos relacionados