thumbnail Hola,

Tras ganar la Copa Confederaciones en Maracaná, el brasileño tiene la oportunidad de aumentar su valor al doble si consigue un buen resultado en la Copa del Mundo

Hasta ahora Neymar sigue mostrándose un tanto tímido en el terreno de juego a la hora de desplegar su mejor fútbol, a pesar de ello, el brasileño nos ha dejado jugadas maravillosas y goles que le han merecerse la ovación del Camp Nou en más de una ocasión. Su fichaje por el equipo de sus sueños y ganar la Copa Confederaciones el pasado verano, hizo que el jugador llegara con mucha más confianza a Can Barça, pero su verdadero trampolín puede ser la Copa del Mundo 2014 en Brasil.

Su respeto por Lionel Messi es infinito, lo mismo que el que siente hacia otros pesos pesados como Xavi Hernández y Andrés Iniesta entre otros compañeros del Barcelona, pero el poder levantar la copa del campeón del mundo, le ayudaría enormemente para iniciar su segunda temporada en el Barça con mucha mayor confianza que se traduciría en más goles. Los expertos que han seguido de cerca el crecimiento futbolístico de Neymar a través de los años confirman que aún no vemos al Ney más desenvuelto y el mismo jugador lo reafirma.

A pesar de su timidez, Neymar se ha adaptado rápidamente a su nuevo equipo y compañeros. Es común verlo más apegado a sus compatriotas o a jugadores que no tienen tanto pesado en el grupo, así se le ve en los entrenamientos y en los traslados del vestuario a diferentes estadios, pero esto podría cambiar si el joven de 21 años se convierte en campeón del mundo. Su confianza personal aumentaría y sus compañeros que aún no son tan cercanos le verían aún con más respeto.

Se dice que Neymar podría ser un competidor más para Cristiano Ronaldo de cara al próximo Balón de Oro en enero de 2014. Es difícil pensar que el brasileño pueda desbancar a Lionel Messi como uno de los favoritos en la próxima edición de la FIFA, pero tiene muchas más oportunidades de anteponerse al favoritismo del delantero portugués del Real Madrid. El título de Liga al que se perfila el Barcelona como ganador en esta temporada, además de las posibilidades de hacerse con la Champions y la Copa del Rey, sumado a que ganase la Copa del Mundo, elevarían al delantero muy alto y casi a la par de Messi, con sus obvias diferencias claro está.

Neymar quiere ganarlo todo y su tiempo llegará, así como Messi tuvo que esperar, siendo el juvenil de Ronaldinho es sus primeros años, ahora toca turno al ex jugador del Santos para aprender de los mejores y después ser el continuista de este Barcelona que se resiste a dejar de ser uno de los mejores clubes del mundo.


Artículos relacionados