thumbnail Hola,

El actual entrenador es muy cuestionado tras la eliminación de la FA Cup, pero revisando la estadística, el comienzo del escocés en el club no fue tan diferente...

La avaricia es un pecado capital que Sir Alex Ferguson dejó como herencia en la gente de Manchester United después de casi 27 años desbordados de títulos y victorias épicas. Lamentablemente para los fanáticos de los Red Devils, el presente del equipo desde que llegó David Moyes es muy distinto a los años dorados con Sir Alex a la cabeza. Lo que nunca pasó en casi tres décadas, hoy se está volviendo habitual después de cada partido: las derrotas debilitan al actual entrenador y la gente ya lo cuestiona, apenas cinco meses después de su llegada.

Posiblemente la catarata de títulos obtenidos en la etapa de Ferguson haya obnubilado a todos los seguidores del club, que ahora protestan por el andar irregular del equipo desde que llegó Moyes. Sin embargo, estos dos entrenadores no comparten solamente la nacionalidad, sino que sus números en los primeros meses en Manchester son bastante similares, lo que debería actuar como un atenuante en el momento de la crítica hacia Moyes a pesar de que nadie puede saber cómo le irá en el futuro, si es que lo tiene.

Tomando como referencia su primer partido oficial que fue en la Community Shield, el escocés está hace casi cinco meses, en los cuales su equipo jugó 20 partidos de Premier League y sacó 34 puntos, producto de diez victorias y cuatro empates. Increíblemente, en el mismo período de tiempo desde su llegada, el Manchester de Ferguson sacó 34 puntos en 21 partidos (9G-7E-5D), con la diferencia de que Sir Alex se había hecho cargo del equipo 13 fechas después del inicio de la temporada de la Division One 1986/87.

Los primeros cinco meses de Ferguson y Moyes
  Alex Ferguson David Moyes
Premier League 34 puntos 34 puntos 
FA Cup Eliminado en 16vos Eliminado en 16vos
League Cup
Eliminado en cuartos Clasificó a semis
Champions League  No participó Clasificó a octavos
Community Shield  No participó  Campeón

En lo que respecta a la Copa de la Liga, Moyes tiene la ventaja porque “su” Manchester ya superó tres rondas y está en semifinales tras eliminar a Liverpool, Norwich y Stoke City, a diferencia del de Ferguson, que quedó eliminado en tercera ronda tras un 4-1 ante Southampton en el replay después de un empate sin goles.

La derrota contra Swansea por la FA Cup hizo retumbar las paredes de Old Trafford y prácticamente dejó a Moyes al borde del abismo, pero la estadística deja bien claro que en su primera participación como DT del United en esta copa, Ferguson sintió la misma frustración que su compatriota una ronda después. En aquella edición del torneo más antiguo del mundo, fue Coventry City -posteriormente campeón- el que eliminó a los Diablos Rojos en 16avos de final.

Dos competencias que a Moyes le dan algo de respaldo, y en las que no se lo puede comparar porque el equipo de Ferguson no las jugó, son la Community Shield y la Champions League. A la definición de la Community, el United llegó gracias al título de liga que logró con Sir Alex, pero el que estuvo en el banco en la definición ante Wigan fue Moyes y logró la efectiva marca de un título en un partido como técnico. En la Champions, en cambio, el mérito es todo del extécnico de Everton. El último campeón de Premier parece abstraerse de su realidad y llegó invicto a octavos de final, donde se enfrentará con Olympiakos.

La mística de Sir Alex Ferguson es incomparable con lo que cualquier otro entrenador pueda generar, pero sus números no. Y por eso, en este momento de zozobra es importante saber que la exitosa campaña del técnico que es una leyenda se erigió sobre un comienzo irregular, tal y como sucede ahora, 27 años más tarde.

Artículos relacionados