thumbnail Hola,

El conjunto blanco sigue soñando con alzar la Champions League 12 años después de hacerlo por última vez

Son días para pedir deseos, buscar la buena suerte y empezar proyectos; 2014 cumple hoy su tercer día y todavía hay tiempo para ello. En el Real Madrid cierran los ojos y sueñan con fuerza; el objetivo es claro y está más que anunciado en las declaraciones de los que pasean día a día por el vestuario.

Primero fueron Florentino Pérez, Carlo Ancelotti, Iker Casillas y Sergio Ramos en el mensaje felicitando el año a los madridistas: “Todo el mundo quiere ganarla”, "es una competición totalmente distinta" o "hay que quitarse la espina" son algunas de las frases pronunciadas. Tras ellos, Cristiano Ronaldo también ha señalado la Champions League como el principal objetivo de 2014: “Sería la guinda del pastel”, confesó al diario Récord.

Otra de las palabras que va unida a la Décima es 'obsesión', y tampoco pasa desapercibida para los protagonistas, y menos aún para el presidente: "Quizás estemos un poco obsesionados", confesó. Pocas veces la obsesión trae consigo el éxito, más bien más presión de la debida, y precisamente eso es una de las cosas que el Real Madrid se tiene que quitar de encima para lograr un objetivo de este calibre.

Carlo Ancelotti prometió en su presentación que llevaría el buen juego al Santiago Bernabéu, y desde los primeros partidos de la temporada hasta este mes de enero la mejora es evidente. Eso, unido al tremendo estado de forma de Cristiano Ronaldo o la rápida adaptación al equipo de Gareth Bale hacen albergar esperanzas a la parroquia madridista para volver a abrir las vitrinas tras un año en blanco.

¿Será este el año de la Décima? Solo el tiempo lo dirá. Tras una fase de grupos donde el Real Madrid no perdió ningún partido, el Schalke 04 será el primer rival en los cruces. No será mala forma de empezar a poner los cimientos.


Artículos relacionados