thumbnail Hola,

Tras el partido tan lamentable en Pamplona el madridismo espera un cambio del argentino

Cuando el Real Madrid presentó a Gareth Bale, muchas de las miradas pasaron automáticamente a Ángel Di María, el jugador argentino pasaba de ser un titularísimo a suplente por el simple desembolso que realizó el equipo blanco por el jugador galés. Fue entonces cuando muchos de los clubes de Europa se fijaron en el extremo argentino para poder reforzar sus equipos, pero Ángel Di María fue muy claro “me quedo en el Madrid porque estoy muy contento”.

Pasó el tiempo y poco a poco Gareth Bale fue cogiendo la forma y cada día parecía más claro que el peso de Di María en el equipo blanco era cada vez más bajo. Esto, unido un mal gesto del jugador tras un cambio en el partido de ida contra el Olímpic de Xátiva en Copa de Rey, desató los rumores de salida en el mercado invernal. Además, las declaraciones de su representante no ayudaron a calmar las aguas, que bajaban tranquilas por el Santiago Bernabéu.

Y de pronto el equipo necesitaba la explosividad de Ángel Di María para ser el revulsivo en el partido contra Osasuna. El equipo empataba y parecía dejarse la Liga en Pamplona cuando Carlo Ancelotti llamó al argentino para ser su cambio revolucionario. Y fue un clamoso fracaso por parte del argentino, en ningún momento parecía tener la cabeza sobre el campo, prácticamente se dedicaba a centrar balones y poco más, medio se arrastraba por el campo, su actitud fue muy triste, su aportación al juego fue paupérrima y en ningún momento el jugador mostró síntomas de estar en condiciones de jugar con un equipo con el Real Madrid.

Di María tiene que cambiar de actitud para seguir escribiendo páginas de glorias con el Real Madrid. Quizás esté mal asesorado por parte de su entorno, pero tiene que cambiar porque ese no es el camino correcto, así pronto será vendido. Por tanto, esperemos que reflexione y cambie su actitud, este no es el Di María que quiere el Santiago Bernabéu ni el entrenador Carlo Ancelotti, que es su principal valedor y sabe cuál es el nivel verdadero del jugador. Esperemos que con el nuevo año, el argentino nos ofrezca otras cosas.

Relacionados