thumbnail Hola,

Nuestro columnista Edu Polo analiza la situación del canario, con menos importancia desde la llegada del Tata Martino

Edu Polo
 Goal
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

La llegada de Neymar y la explosión de Alexis han restado protagonismo esta temporada a Pedrito, titular indiscutible en las últimas campañas en el Barcelona y en la selección española. Incluso se pone en duda su continuidad en el conjunto azulgrana y se comenta que el propio jugador es el primero que se plantea su futuro. Dejar escapar o vender a Pedrito sería un error histórico, ya que es un jugador que reúne todas las condiciones necesarias para jugar en el Barça y que además tiene un don especial, un idilio con el gol que le lleva a marcar siempre en las citas importantes. Si se marchara, el club no encontraría un jugador como él en el mercado y si lo hiciera, que lo dudo,  sería pagando un precio astronómico.

Tenemos poca memoria. Los goles de Pedrito no sólo han llevado a la selección al Mundial de Brasil, sino que fueron una de las claves de los títulos del Barça de Guardiola. Sus goles mágicos en Mónaco, Abu Dhabi, Wembley o el Santiago Bernabéu, entre otros, están al alcance de muy pocos, estamos ante un futbolista especial, que aparece siempre en los momentos importantes y cuando más lo necesita el equipo. Y esta temporada, jugando menos que Neymar y Alexis, suma más goles que ellos, aunque se hable mucho más de los logros del brasileño y el chileno. El gol es lo más preciado en el mundo del  fútbol, por lo que creo que el Barça no se puede permitir el lujo de perdera un jugador imprescindible como Pedrito.

Y al margen de los goles, está el aspecto táctico y técnico. Quizás Pedrito no aparezca en el once ideal de muchos seguidores, pero seguro que está en el de la mayoría de entrenadores o futbolistas. Es muy listo tácticamente, trabaja para el equipo más que nadie y si él está en el campo la presión que hace el conjunto azulgrana es otra historia. Para Messi, tener a un tipo como Pedrito junto a él, es un seguro de vida y una garantíaque le permite brillar aún más.

Conviene recordar que cuando Guardiola llegó al Barça B, Pedrito estaba a punto de ser cedido al Racing Portuense, después de que un ‘avispado’ técnico de la Gramenet, entonces en Segunda B, rechazara su fichaje porque“queremos jugadores de nivel para hacer un proyecto de Segunda A, no queremos jugadores de Tercera”.Guardiola se cruzó en el camino de Pedrito y evitó su marcha. “Es un jugador que sólo rinde en entrenamientos, no aparece en los partidos. Descartado, se le busca equipo”, rezaba el informe que le pasaron a Pep los entonces responsables del fútbol base azulgrana. Pero Guardiola vio algo especial en él, apostó por Pedrito pese al informe y el resto de la historia es de sobras conocido.

Pese a ser ya una figura destacada del Barça y la selección española, Pedrito mantiene la humildad que le inculcaron sus padres y sigue siendo el mismo chaval tímido que llegó de Tenerife con quince años a La Masia, ya que el éxito y la fama no se le han subido a la cabeza ni parece que se le vayan a subir. Pedro, Pedrito, Don Pedro o PR7. Llámenle como quieran, que el nombre es lo de menos. Él seguirá marcando goles decisivos y agrandando su leyenda. Y espero que lo siga haciendo en el Barça. Tantas veces Pedro, como decía la novela de Alfredo Bryce Echenique.

Artículos relacionados