thumbnail Hola,

El galo se reivindica como un gran delantero con cinco goles y cuatro asistencias en el último mes. Incluido un gol en la repesca. Ya nadie duda de que es el ‘9’ del equipo blanco

Muchos ya hablaban de su traspaso. De un fichaje para el mercado de invierno que revitalizase la delantera merengue. De una ración de banquillo en beneficio de un Álvaro Morata que llegaba desde atrás pisando fuerte. Sin embargo, cuando más arreciaban las críticas, Karim Benzema por fin despertó de su letargo. Justo a tiempo para que la ola de negativas valoraciones quedara frenada en seco. Justo a tiempo para que su selección lograra la clasificación para el Mundial. Justo a tiempo, cuando Carlo Ancelotti encontraba el dibujo ideal y la velocidad de crucero para su Real Madrid, que tiene este mes el calendario a su favor para la remontada en Liga. Hoy en día, todos vuelven a contar con Karim Benzema.

Y lo hacen merced a un último mes pletórico. De juego, de exhibición de hambre y, sobre todo, de cara a puerta. Se perdió el partido ante el Málaga, justo después del anterior parón liguero, y no fue titular ante el Barcelona. Y quién sabe si precisamente eso fue lo que espoleó la carrera del ‘9’ blanco. Porque desde entonces, ha marcado cinco goles y ha brindado cuatro asistencias en los últimos seis partidos, contando con los dos de la repesca con Francia, donde marcó un gol decisivo ante Ucrania en el partido de vuelta. Justo a tiempo.

Vuelve la Liga ahora, y ya nadie duda en la Casa Blanca y alrededores de que Benzema forma parte del tridente ideal de este Real Madrid, junto con Gareth Bale y Cristiano Ronaldo. Los tres, en el estado de forma actual en el que están, tienen la difícil misión de recortarle puntos al Barcelona en la competición doméstica, que deberá afrontar lo que queda de año sin Lionel Messi ni Victor Valdés. Les queda Neymar como el mejor argumento a día de hoy, eso sí, completando un magnífico inicio de temporada.

Aunque paradójicamente, el brasileño no lleva ni más goles y sólo una asistencia más con el Barcelona que Benzema con el Real Madrid [8 goles y 8 asistencias del galo, frente a 5 goles y 9 asistencias del ‘11’ blaugrana en un número similar de partidos]. Curiosa la diferente consideración entre la trayectoria de uno y otro. Quizás es que el francés, que por fin reapareció, no estuvo en realidad tan tan desaparecido como muchos quisieron hacer ver.

Relacionados