thumbnail Hola,

El Valencia está a una derrota del año que logró la Liga

El conjunto ché apunta a reeditar los números conseguidos en la temporada 2007-08

Trece jornadas se han disputado en la Primera División, lo que equivale a un tercio del campeonato. El Valencia es noveno en la tabla con 17 puntos, aunque el dato más preocupante para los chés son las seis derrotas que asoman en el casillero de la clasificación.

Espanyol, Barcelona, Betis, Real Sociedad, Villarreal y Almería son el sexteto de equipos que han doblegado a los blanquinegros en lo que va de temporada. Las próximas cuatro citas son el derbi ante el Elche, Osasuna en casa y enfrentarse contra Atlético y Real Madrid -en el Calderón y Mestalla, respectivamente-. Un fin de año movido para el conjunto de la ciudad del Turia.
 
El discurso que emplea el entrenador Miroslav Djukic de apelar a la hombría y al coraje es un intento de despertar a sus pupilos y contagiar a la afición. Los objetivos y promesas el día de la presentación de nada sirven ante la tendencia negativa mostrada que dejaría a los blanqinegros sobre las 16 ó 17 derrotas al final de curso, si todo camina por los mismos cauces. Un peligroso lastre que condenaría al equipo a la parte baja de la tabla.

La evolución del club en la última década es la siguiente:
  • Temporada 2012-13   11 partidos perdidos- 5º clasificación
  • Temporada 2011-12   11 partidos perdidos- 3º clasificación
  • Temporada 2010-11    9 partidos perdidos- 3º clasificación
  • Temporada 2009-10    9 partidos perdidos- 3º clasificación
  • Temporada 2008-09  12 partidos perdidos- 6º clasificación
  • Temporada 2007-08  17 partidos perdidos- 10º clasificación
  • Temporada 2006-07  12 partidos perdidos- 4º clasificación
  • Temporada 2005-06    7 partidos perdidos- 3º clasificación
  • Temporada 2004-05    8 partidos perdidos- 7º clasificación
  • Temporada 2003-04    7 partidos perdidos- Campeón
Como se puede comprobar, el Valencia está a sólo un partido de llevar las mismas derrotas que en la campaña que conquistaron la Liga. La racha acumulada se asemeja más a los guarismos mostrados en el curso 2007-08 que de cualquiera de los registrados en este decenio. Sin embargo, la cara positiva de aquella edición fue la conquista de la Copa del Rey, un título con el compensar los negativos resultados ligueros.

Aquí radica la preocupación principal del entrenador serbio. Si nada cambia, la lucha por Europa puede convertirse en una quimera, haciendo de la Liga una sucesión insulsa de partidos para los intereses valencianistas, trasladando las emociones y esperanzas para la Europa League y Copa del Rey. Una peligrosa alternativa a la que Djukic no quiere jugar.

Artículos relacionados