thumbnail Hola,

Los elogios desde Barcelona hacia el jugador brasileño son totalmente desmedidos. Tan solo tres goles en nueve encuentros no son un buen bagaje

Casi nadie duda de la calidad futbolística de Neymar y de que puede llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo. Con el brasileño no solamente es fútbol lo que le acompaña, también hay una gran legión de aduladores que encumbran al ex del Santos en cada gol o asistencia que da. Eso justamente está pasando en el FC Barcelona con él, pues después de llevar la friolera de tres goles en nueve encuentros, nos lo quieren vender como el mejor fichaje de los últimos años. Neymar ha tenido un inicio de campeonato bastante discreto, pero algunos no lo quieren ver.

En estos momentos, con datos en la mano, Neymar sale a un gol por cada 238 minutos en la Liga BBVA, números muy lejanos de lo se le supone a un delantero de primer nivel mundial. El brasileño cuajó su primer buen partido hace menos de una semana frente al Valladolid, ahí si que se pudo ver al jugador que deslumbró años atrás en el Santos. Regateó, asistió y marcó, ese día sí, pero no antes.

Neymar tiene que demostrar muchísimo más para que esos elogios y alabanzas sean totalmente justificados. Un jugador que ha costado 57 millones de euros (sobre el papel) no puede marcar un gol cada tres partidos, y menos aún que se le aclame por ello. Es cierto que Neymar no es el mejor jugador de este Barcelona, pero su rol, indiscutiblemente, si es el de estrella, y como tal debería rendir. Cuatro regates bonitos y dos sombreros quedan muy bien de cara a la galería, pero en el fútbol lo que prima es la efectividad, y en ese aspecto tanto Cristiano Ronaldo como Messi están varios escalones por encima del brasileño.

Neymar no está jugando mal, sería injusto decir lo contrario, se le ve rápido y vertical e incluso ha dado ya hasta cinco asistencias de gol en el campeonato nacional de Liga, pero muy lejos de como lo quieren vender desde Barcelona, donde parece que se sigue una línea en la que alabar a Neymar es hacer de menos el fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid, cuando apenas llevamos dos meses de competición.

Aquí no se está dudando de la calidad del 11 del Barcelona, lo que se critica es que haciendo mucho menos que otros la vara de medir es distinta. Neymar acabará la Liga siendo de los mejores jugadores casi con total seguridad, pero de momento no ha dado ni un 50% de lo que se le exige a un jugador de su calidad.



Artículos relacionados