thumbnail Hola,

Uno de los tríos más brillantes de la historia del fútbol ha guiado al Barcelona a una época gloriosa. Pero ellos estuvieron precedidos por otro que no tenía nada que envidiarle...

ANÁLISIS

La historia del fútbol ha ido dejándonos grandes equipos a su paso. A finales de los 80 y principios de los 90 fue el AC Milanel que destacó por encima del resto. Con el trío holandés formado por Frank Rijkaard, Ruud Gullit y Marco Van Basten, los 'Rossoneri' juntaron a parte de la selección holandesa que conseguiría la victoria en la Eurocopa de 1988 en la Alemania Federal y que llevó al club italiano a una serie de éxitos sin precedentes para ellos.

25 años después el Barcelona tiene ahora a su propia 'Santa Trinidad'. Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Lionel Messi han sido el cerebro, la creatividad y el ingenio con el que el conjunto blaugrana ha encadenado el periodo más brillante de su historia y que les ha llevado a ser considerados como uno de los mejores equipos de siempre.

El campeón español empezó su dominio bajo el mandato de Frank Rijkaard en la temporada 2004-2005. Con Ronaldinho como estrella de aquel equipo, los catalanes ganaron dos Ligas consecutivas y la segunda Copa de Europa de su historia. Mientras el talentoso jugador brasileño apuraba su estancia en el Camp Nou, un nuevo trío empezaba a nacer en las entrañas del Barcelona.

¡Tuitea con Ruud Gullit!
Envía tus preguntas al legendario jugador del AC Milan vía @Heineken usando el hashtag #sharethesofa esta noche

Xavi Hernández ya estaba asentado en el Barcelona después de haber debutado en 1998, mientras que Iniesta tuvo que esperar hasta comienzos de la 2004-2005 para tener su oportunidad en el primer equipo, ya con Rijkaard como entrenador. Finalmente, la llegada de Messi era un hecho inevitable, pero nadie se esperaba que pudiera hacer historia como ha hecho en esta década.

Lo mismo puede decirse de la 'Santa Trinidad' holandesa. Después de que Silvio Berlusconi comprara el Milan en 1986, el mandatario quería un equipo que dominara en Europa con muchos millones. Fichó a Ruud Gullit del PSV y a Marco van Basten del Ajax en 1987 y pronto conquistó el primer 'Scudetto' en nueve años. Doce meses más tarde, Frank Rijkaard se uniría al club italiano.

Rijkaard se convertiría a la postre en uno de los mejores centrocampistas del fútbol mundial. Van Basten siguió incrementando su reputación como uno de los mejores goleadores ante las feroces defensas, mientras Gullit fue considerado como el mejor '10' de la época en Holanda. Cuando ellos coincidieron en la selección, llegaron los títulos.

MILAN 1987-93
VS
BARCELONA 2005-13


3 TÍTULOS DE LIGA
6
0 COPAS DOMÉSTICOS
2
3  SUPER COPAS DOMÉSTICAS
6
2 CHAMPIONS LEAGUES
3
2  SUPER COPAS EUROPEAS
2
2 MUNDIALES DE CLUBES
2

El Milan sumó tres 'Scudettos' más al logrado en 1988 entre los años 1991 y 1994, con una racha incluida de 58 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Cuatro Supercoppas, tres Supercopas Europeas, dos Copas Intercontinentales... Pero fue en la Copa de Europa donde dejaron su mayor impronta.

El Milan de 1989, que había destrozado al Real Madrid en las semifinales gracias a los goles de los jugadores holandeses, venció al Steaua de Bucarest en la final disputada en el Camp Nou. El resultado fue uno de los más aplastantes en la historia de las finales europeas, ya que se impusieron por 4-0, con dos goles de Gullit y otros dos de Van Basten.

Un año más tarde, los 'Rossoneri' volvieron a la gran final. Esta vez en Viena, donde se enfrentaron al Benfica. Rijkaard marcó el único gol del partido en la segunda mitad. No solo habían cambiado la suerte del club los holandeses, sino que ahora conseguían también goles vitales, reforzando su importancia en el mundo del deporte. Individualmente eran de los mejores. Juntos, eran simplemente imparables.

Gullit | Acabó convirtiéndose en el mejor '10' de la época en Holanda

En 1993 Gullit fichó por la Sampdoria y Rijkaard regresó al Ajax, mientras Van Basten ya se había retirado por culpa de una lesión en su tobillo. Pero ellos ya habían asegurado su legado. En mayo del siguiente año, el Milan destrozó al Dream Team del Barcelona de Cruyff, al que ganaron por 4-0 en la final de la Champions League. Aunque ninguno de los holandeses estaba ya presente, ellos habían sentado las bases de un equipo tan fuerte.

Las victorias en las Copas de Europa de 2006, 2009 y 2011 han hecho que el Barcelona actual haya superado las expectativas incluso de aquel Drem Team. Xavi, Messi e Iniesta son ahora quienes se llevan las comparaciones con la 'Santa Trinidad' que les precedió y que tantos éxitos tuvo.

Muchas de sus estadísticas recuerdan a las de aquel Milan de ensueño: cuatro Ligas en cinco años, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España y dos Mundialitos de Clubes han sumado estos jugadores a su palmarés en los últimos años. Todos esos títulos con el trío mencioando liderando al equipo.

Donde Rijkaard era capaz de combinar inteligencia sin la pelota y pases entre líneas, Xavi lidera el ataque en profundidad; Gullit creaba por detrás de los delanteros, mientras Iniesta posee movimientos espectaculares entra las líneas defensivas rivales. Por último, Van Basten era el hombre-gol, mientras Messi ha demostrado una gran habilidad como finalizador.

Aquellos que vieron jugar a la 'Santa Trinidad' holandesa fueron muy afortunados, tanto que nunca pensarían que se pudiera vivir algo parecido. Ahora sabemos que la versión moderna es real. La segunda 'Santa Trinidad' juega en el Barcelona.

Artículos relacionados