thumbnail Hola,

Algo quizás impensable, pero hay futbolistas que prefieren quedarse en su club que desembarcar en el que para muchos es el mejor club del mundo

David Luiz y Thiago Silva dijeron 'no gracias' al Barcelona, aún cuando ambos jugadores eran los favoritos de la afición y del Club para reforzar el eje de la zaga. Las críticas cayeron sobre Andoni Zubizarreta por no traerlos a la Ciudad Condal, pero cuando un jugador no quiere, pues ni los colores blaugranas lo van a convencer.

¿Por qué un jugador puede decir no al Barcelona? Las razones pueden ser muchas, desde la parte económica, la competitividad e incluso la presión mediática. En Goal hacemos un análisis de qué motivos pueden orillar a un jugador para no querer fichar por el Barça.

Lionel Messi

Para muchos, compartir el vestuario con el mejor jugador del mundo puede ser un regalo y una motivación, pero otros no están tan convencidos, porque estar en un equipo donde siempre el protagonista será el argentino, no a todos cae tan bien. Por ejemplo, ¿Franck Ribèry quisiera jugar en el Barça?, seguramente no, su equipo es campeón de Champions, tiene a uno de los mejores técnicos del mundo y además recién fue galardonado por la UEFA como el mejor jugador de Europa, convirtiéndose en un fuerte candidato al Balón de Oro, pero si compartiera el vestuario con Leo, difícilmente podría aspirar al premio, empezando porque su juego tendría que ir enfocado al 'messisistema'.

Sueldos difíciles de escalar

Si bien los futbolistas ganan millones y millones, cada año les resulta poco y piden más. Pero en el Barcelona existe una escala muy bien definida en la que el mayor cobrador es 'la pulga' y de ahí todos para atrás. Se dice que el padre de Messi cada seis meses pide una revisión del salario de su hijo y se hacen ajustes al alza, pero eso queda en rumor. Lo que sí es verdad es que muy pocos jugadores pueden presumir de unas cantidades tan jugosas como quisieran. Leo actualmente ronda los 16 millones de euros, mientras que Andrés Iniesta podría ser el segundo jugador mejor pagado del equipo, por encima de Xavi y Puyol, para embolsarse unos 12 millones + 3 en variables. Para muchos jugadores, el dinero es más importante que lo que se puede experimentar en un gran equipo y si no, que le pregunten a Falcao.

Crisis financiera y falta de competitividad

La economía europea no se puede ocultar y la española tampoco, aunque en el país ibérico el Barcelona y el Real Madrid parecen no conocerla. Sin embargo, en el resto de la Liga sí y esto impide que los demás equipos puedan realizar los fichajes que les gustaría, por lo que no pueden mejorar a sus equipos y elevar su nivel futbolístico. De ahí la Liga de dos, aunque bien podría ya ser de dos y medio, porque el Atlético de Madrid es un equipo que viene al alza gracias a la inteligencia del 'Cholo' Simeone. Y también hay que decir que en las grandes ligas europeas, los torneos son de dos generalmente, aunque en España esto podría ser un poco más marcado, lo que para muchos futbolistas esto no es nada atractivo.

Y... ¿Sandro Rosell?

La no renovación de Eric Abidal, la 'venta' de David Villa y las quejas de Pep Guardiola, no han dejado muy bien parado al presidente azulgrana este verano y eso puede reflejar que en el club las aguas están turbias y si no eres un canterano, cualquier cosa se puede esperar de la directiva. Al menos, eso es lo que parece. La guerra sin fin con Laporta y Johan Cruyff no es atractiva para un jugador que prefiere librarse de enredos y de un futuro incierto.



Artículos relacionados