thumbnail Hola,

Florentino Pérez dejó ir a uno de los mejores fichajes del equipo merengue de los últimos años, un jugador que siempre gustó en el Barça y que sigue gustando

Cuesta recuperarse tras la noticia de la salida de Özil del Real Madrid, el mejor confidente de Cristiano Ronaldo en el terreno de juego y la pesadilla de Sergio Busquets. Una de las claves de José Mourinho para desestabilizar al Barcelona fue el mediapunta alemán que hizo que el canterano blaugrana tuviera que moverse de su posición para detenerle, dejando un espacio que bien aprovechaban Cristiano y Benzema.

El jugador alemán no logró ser uno de los favoritos de Florentino Pérez, a pesar de que el internacional fue el máximo asistente de la pasada Liga. ¿Y a quién no le gustaría tener a Özil en sus filas?, el Arsenal fue el inteligente que lo atrapó y se lo ha llevado a la Premier League, mientras que los aficionados culés siguen soándo con ver al futbolista vestido de blaugrana.

Su corazón siempre fue del conjunto catalán, así lo expresó antes de fichar por el Real Madrid, pero seguro que cogió cariño al Bernabéu, pero difícilmente regresará a España y mucho menos llegaría al Barcelona en un futuro. A Pep Guardiola y Tito Vilanova les gustaba el zurdo, sin embargo no se intentó su fichaje porque no ha entrado en los planes tácticos de la plantilla y todo sugiere que no entrará.

Pero ante la baja de la plantilla de Özil, las amenazas para los culés serán Modric, pero sobre todo Isco que bien podría ser el mejor fichaje del presidente merengue esta temporada y considerado una de las grandes promesas del fútbol español. Para la afición azulgrana, no se vería con malos ojos traer al alemán a las filas, no sólo por su calidad sino también para sacarse esa espina por aquellos jugadores que abandonaron el Club para irse a la capital española.

El sueño por ver a Özil vestido de blaugrana se ha desvanecido, lo mismo que ver a Iker Casillas en el equipo, al menos no esta temporada. Pero ahora, lo que realmente debe preocupar en el seno culé, es si la defensa del equipo está listo para recibir los embistes del último fichaje del Real Madrid, Gareth Bale.




Artículos relacionados