thumbnail Hola,

Explicamos el error en la página del Real Madrid y la foto que corrió por las redes sociales

Todos los años hay algún fichaje que se les atraganta a los clubes españoles. Este verano, el protagonista indiscutible ha sido Gareth Bale.

Son tantas las ganas de que se haga oficial, de una vez por todas, el fichaje del galés que ayer la página web del Real Madrid ofrecía en su tienda online la posibilidad de adquirir su camiseta ya con el número 11.

Todos los medios de comunicación españoles se hicieron eco del “pequeño error” que ya indicaba poco menos que el jugador estaba escondido detrás de la puerta 55 del Santiago Bernabéu. Evidentemente, la web retiró de inmediato la camiseta y puso “en mantenimiento”.

El Real Madrid se desentendió del fallo alegando que el club no tiene nada que ver con la página web y las culpas fueron a parar a Adidas, patrocinador del conjunto blanco y del jugador. Muchos medios publicaron que la gestión de los contenidos de la tienda online los lleva la marca alemana. Unos rectificaron. Otros no. De hecho, el diario ‘AS’ pasó de tener una noticia (de la que no hay rastro) con el título “Adidas pone a la venta en la web del Madrid el 11 de Bale” a publicar “Un fallo informático pone a la venta la camiseta de Bale” después de que Adidas se pusiera en contacto con el citado diario.

La realidad, como ya han explicado algunos de los medios que cometieron el error de echarle el muerto a otro, es que de ello se encarga Kit Bag, un servicio externo a Adidas, que lleva más clubes de fútbol.

Pero la historia no acabó ahí. Según ha podido saber Goal España, en la tienda de Adidas del Santiago Bernabéu, es decir, la tienda oficial del Real Madrid, algunos madridistas han pedido serigrafiar en sus camisetas el nombre de Bale desde que empezó a sonar para el conjunto merengue. Como es lógico, hasta que no se hace oficial un fichaje, está terminantemente prohibido poner el nombre de un jugador que esté en activo en otro equipo. Tal vez ayer, para no ensombrecer el homenaje a Raúl, los clientes lo solicitaron poco o nada. Tan solo hubo una persona que, ni corta ni perezosa, decidió pasearse por la tienda ante cientos de clientes con la elástica del galés. Preguntado por la extraña camiseta (como si se tratase de un tesoro, por el momento, prohibido) reconoció haberla serigrafiado en una tienda no oficial del centro de Madrid.

Hasta aquí todo bien, excepto porque la foto de la camiseta tuvo la mala suerte de correr como la pólvora por las redes sociales después de que un periodista colaborador de Punto Pelota la publicase en su cuenta de Twitter acompañada del texto: “Dicen que no está a la venta la camiseta de Bale. Pues yo la acabo de ver en la tienda del Madrid”. Ante el error, no sabemos si intencionado o no, me puse en contacto personalmente con él para contestar a su tuit explicando la realidad de la situación, aunque la verdad finalmente no pareció tener suficiente peso como para rectificar el error.

 

Artículos relacionados