thumbnail Hola,

Con los fichajes de Isco y Carvajal, más las confirmaciones de Morata, Nacho Fernández y Jesé Rodríguez, este Madrid es uno de los que más españoles tiene en el presente milenio

El proyecto deportivo del Real Madrid poco a poco va tomando forma, pese a que le ha costado arrancar en el presente verano. Sin embargo, tras las salidas forzosas de Ricardo Carvalho y Michael Essien, más la ya conocida de José Mourinho y todo su cuerpo técnico, el club blanco ha reaccionado ya con las contrataciones de Dani Carvajal, Casemiro, el entrenador Carlo Ancelotti –que ya ha confirmado que llegará de la mano de Zinedine Zidane, Paul Clement y Giovanni Mauri conformando su cuerpo técnico-, más el último y fulgurante fichaje de Isco Alarcón. Aún quedan entradas y salidas que cerrar, pero desde luego que a día de hoy, este Madrid es cada vez más parecido al que comenzará la temporada 2013-14.

Un Real Madrid que además tendrá un toque de distinción que no todos los anteriores lo han tenido. Y es que será una plantilla con jugadores eminentemente españoles. Ya había un buen número de jugadores nacionales al inicio de la pasada temporada, diez concretamente (de veinticuatro): Iker Casillas, Antonio Adán, Jesús Fernández, Sergio Ramos, Nacho Fernández, Raúl Albiol, Álvaro Arbeloa, Xabi Alonso, José Callejón y Álvaro Morata. A los que se sumó Diego López en el mercado invernal. Y para esta nueva campaña hay que sumar a Carvajal, Isco, y probablemente también Jesé Rodríguez. Quién sabe si incluso Asier Illarramendi. Con Morata y Nacho habiendo sido confirmados para la próxima campaña, sólo las hipotéticas salidas de Adán, Jesús y Callejón podrían menguar la proporción de españoles en la plantilla. Que aun así, seguiría siendo bastante considerable: entre once y catorce, la mitad del vestuario.

Florentino Pérez lo decía continuamente cuando aterrizó en el Real Madrid, que el equipo blanco debía contar con los mejores jugadores extranjeros y nacionales, además de una selecta representación de la cantera. Y ahora más que nunca, parece que ese patrón se está utilizando de verdad como guía a seguir: aprovechando el salto cualitativo que han dado canteranos como Nacho, Morata, Carvajal o Jesé, y apostando fuerte por el talentoso producto nacional, personificado en Isco. Que entra directo a formar parte del trío de fichajes españoles más caros de Florentino Pérez, al lado de Xabi Alonso y Sergio Ramos nada menos, merced a los alrededor de 30 millones de euros que se han invertido en su traspaso.

Dado el nivel que está alcanzando el fútbol español, tanto a nivel de competición como de selecciones, negarlo sistemáticamente como recurso es una necedad. Jugadores como Juan Mata, David Silva, David Villa, Álvaro Negredo, Roberto Soldado, Jesús Navas o Santi Cazorla parecían habérsele escapado de entre los dedos al Real Madrid en los últimos tiempos. Ahora con Isco, y el resto de canteranos por los que se ha apostado, la situación da un giro. No obstante, aun dependiendo de cómo quede configurada finalmente la plantilla el próximo 31 de agosto, este Real Madrid va camino de ser uno de los que más españoles tiene de los últimos trece años, desde que Florentino Pérez tomara por primera vez posesión como presidente merengue. Con los actuales trece españoles en plantilla lo sería ya del último lustro, de hecho. La españolización deja de ser un lema electoral para convertirse en una realidad.

Artículos relacionados