thumbnail Hola,

El regreso del centrocampista a San Mamés compensa en gran medida la salida de los últimos referentes para el club rojiblanco

Necesitaba el Athletic Club un soplo de aire fresco tras una turbulenta temporada, marcada por decepcionantes resultados deportivos y culminada con la salida de Marcelo Bielsa de San Mamés. La afición, enamorada en su mayoría del entrañable entrenador rosarino, reclamó al Loco hasta la extenuación, se vio incapaz de convencer al presidente y terminó por ahogar sus penas en el homenaje a un estadio emblemático que pronto será un montón de escombros y recuerdos. Sólo los refuerzos podrían cambiar la sensación de ingratitud de los ‘athleticzales’ hacia una directiva desde hace meses cuestionada, que viajó en volandas en el éxito, pero fracasó en la gestión de temas cruciales.

Abandonaron el Athletic emblemas como Javi Martínez o Fernando Llorente y Josu Urrutia se limitó a defender a capa y espada la premisa de no vender jugadores, quizás anclado en una tradición poco rentable para la institución en estos tiempos de fútbol moderno. Inexorablemente, se precisaba una inmediata reacción para afrontar con optimismo un nuevo curso, de transición hacia cotas más altas que las obtenidas en la 2012-2013.

En esas llega Beñat, un jugador de la casa, incomprensiblemente despachado de Lezama hace ya un lustro y que retorna triunfal, habiendo dejado al Betis clasificado para competición europea y habiendo vestido la camiseta de la selección española en la época más gloriosa del combinado nacional. Su fichaje al menos ilusiona. Como también lo hace en gran medida otro regreso: el de Ernesto Valverde.

Cuenta el de Viandar de la Vera, sin embargo, con el hándicap de ocupar el puesto de Marcelo Bielsa, adorado en el ‘Botxo’ y cuya sombra será sin duda alargada. Pero ‘Txingurri’ conoce el club desde sus entrañas y, lejos de usurpar -habrá quien lo considere así- el cargo de Bielsa, vuelve tras casi una década con impecable trayectoria deportiva.

Todo indica que el Athletic podría acometer en los próximos días los fichajes de Kike Sola, Mikel Balenziaga o Mikel Rico, además del retorno de Xabi Etxeita y el ya confirmado de Iago Herrerín, tras su cesión en el Numancia. Habrá tiempo de analizar cómo afectarán las incorporaciones al esquema del equipo, pero será más adelante. Centrados también en el apartado de salidas, se buscaría destino para Gaizka Toquero y el club ya ha comunicado a Xabi Castillo e Igor Martínez que no cuenta con ellos para la próxima temporada. Se mueve el club con miras a iniciar la pretemporada en plenitud de condiciones, buscando la situación ideal para preparar el curso. A priori, Valverde contará con una plantilla más amplia y competitiva que la pasada campaña.

Relacionados