thumbnail Hola,

Carlo Ancelotti, un bombero para apagar el fuego de José Mourinho en el Real Madrid

El entrenador italiano llega al Real Madrid con la misión de apaciguar las tensiones en el vestuario y lograr títulos con urgencia tras una temporada en blanco

EDITORIAL

El secreto a voces se hizo oficial. Carlo Ancelotti ya es el nuevo entrenador del Real Madrid para las próximas tres temporadas. El Santiago Bernabéu por fin sabe cuál será el próximo patrón encargado de llevar a buen puerto la nave merengue en la 2013-14 después de un año complicado y difícil.

El ex del PSG abandona el Parc des Princes para asumir el reto más importante de su vida tras una dilatada carrera en la Serie A a los mandos de AC Milan y Juventus, entre otros, y dos temporadas en el Chelsea.

Florentino ha elegido para desarrollar el enésimo proyecto galáctico a un entrenador con una vocación dialogante y pacífica. O lo que es lo mismo, ha decidido romper de forma radical con el legado dejado por José Mourinho durante las tres temporadas que el luso ha pasado en Madrid.

La principal misión de Ancelotti será la de apagar el fuego desatado por 'The Special One' en el vestuario. Y la papeleta no es sencilla: el 'Caso Casillas' está muy reciente, la tensión entre el guardameta y Arbeloa ha sido reconocida por el propio lateral, Pepe también ha pasado una temporada difícil, la renovación a Cristiano todavía no ha podido concretarse y hombres como Kaká e Higuaín esperar la mínima oportunidad para cerrar su ciclo en la 'Casa Blanca'. En definitiva, un proceso de renovación muy profundo que genera una lógica incertidumbre.

Pero además, también debe solventarse cuanto antes la división en la grada: el 'Mourinhismo' y el concepto clásico de lo que debe ser el Real Madrid tendrán que buscar ahora una nueva versión más conciliadora y adaptada a los nuevos tiempos, respectivamente, para evitar que regresen los fantasmas que han surgido esta temporada (los insultos a Casillas, las pitadas a Mourinho, las declaraciones subidas de tono en sala de prensa, etc.).

Ancelotti llega reforzado por su prestigio y su experiencia a la hora de gestionar vestuarios de élite en Europa. Su labor en el PSG ha sido reconocida por la afición y por la directiva, pero también y sobre todo por sus futbolistas. Zlatan Ibrahimovic, por ejemplo, no ha tenido dudas en asegurar que el italiano ha sido "el mejor técnico" que lo ha dirigido durante toda su trayectoria, y el joven Lucas Moura le ha dado "un diez" como persona".



Pero cuando los halagos se olvidan y el prestigio pasa a un segundo plano, los resultados son los que cuentan. La sombra y el vacío dejados por un líder tan carismático como Mourinho someterán a 'Carletto' a un examen diario, y a él no se le permitirá bajo ninguna circunstancia estar a 18 puntos del FC Barcelona, sin contar con la exigencia histórica de lograr una Décima que lleva más de una década buscándose con desesperación.

Lo que es seguro es que, como ocurrió con la mayor parte de sus predecesores, el Real Madrid pondrá a su servicio todo el potencial económico para dar un golpe encima de la mesa en términos de mercado. Con una temporada el blanco y el golpe anímico que representa la contratación de Neymar, Florentino trabajará a conciencia para hacerse con los servicios de hombres como Gareth Bale, Isco o Cavani, entre otros.

Ancelotti es el elegido. Un 'bombero' comedido y capaz que buscará apagar todos los incendios para empezar a construir en terreno quemado. Toca empezar de cero...

Relacionados