thumbnail Hola,

Con el fichaje de Ernesto Valverde por el Athletic, sólo el banquillo blanco está vacío a estas alturas. El elegido es Carlo Ancelotti, pero el PSG tarda en desbloquear el traspaso

El verano ha traído consigo un movimiento inusitado en los banquillos de los equipos de la Liga BBVA. Hasta ocho conjuntos españoles se han decidido a cambiar de entrenador de cara a la próxima temporada, por unos motivos o por otros: Athletic, Celta, Levante, Málaga, Real Madrid, Real Sociedad, Valencia y Valladolid. Y veinte días después de que el campeonato nacional echara abajo el telón, todos ellos han anunciado ya al que será el nuevo inquilino de sus respectivos banquillos. Bueno, todos no. Falta el Real Madrid, el único que todavía no ha fichado a su entrenador, pese a que anunció la marcha de José Mourinho dos jornadas antes del final de Liga. Justo un mes atrás. Y en todo este tiempo, nada de nada.

Al equipo blanco parece que se le está atascando el presente mercado de fichajes. Hasta el momento, sólo ha confirmado los ingresos de Dani Carvajal y Casemiro, y porque se agotaba el plazo para acometer sendas operaciones. Y mientras tanto, jugadores que supuestamente aparecían en su agenda de posibles refuerzos como Neymar, Radamel Falcao, Robert Lewandowski, Kun Agüero, o Ilkay Gundogan, entre otros, han decidido ya sus lugares de destino… y en ninguno de estos casos ha sido el Real Madrid.

Pero la situación del fichaje del entrenador, irónicamente, es distinta. A día de hoy, el club blanco ha quedado en evidencia, en lo que podría parecer una falta de previsión y planificación frente a los otros 19 equipos de la Liga española que ya tienen a su técnico. Sin embargo, no es sino el PSG el que anda dando tumbos en busca de su nuevo entrenador. El Real Madrid ya ha elegido a su próximo entrenador, Carlo Ancelotti, y todo está atado a falta únicamente de que el cuadro parisino encuentre a su sustituto. Es casi una cuestión de caballerosidad entre clubes, que no de incapacidad manifiesta por parte del club blanco.

A 21 de junio puede parecer capital el hecho de que el Real Madrid todavía no tenga entrenador. Que sea el único en la Liga que no lo tiene, además. Sin embargo, cuando llegue mayo de 2014, nadie se acordará ya de ello. Con total seguridad. La cuestión será si el club blanco eligió bien a su entrenador, y no si lo eligió antes o después que otros clubes.

Relacionados