thumbnail Hola,

En pleno mercado estival el club azulgrana busca hacerse del mejor equipo posible con la experiencia previa de fichajes talentosos pero otros terminaron en fracaso

Neymar fue el primer jugador en abrir el mercado de fichajes para el Barcelona y aún no se puede catalogar si ha sido un acierto o un error, eso el tiempo lo dirá, así como el tiempo fue el que dio la razón a grandes estrellas que han pasado por el Club y como a otros terminó por hundirlos en un fracaso junto con la Secretaría Técnica y sus decisiones no siempre tan acertadas.

Stoichkov, Ronaldinho, Samuel Eto’o, Luis Suárez, Rivaldo, Laudrup, Figo, Koeman, Ronaldo y Marc Overmars son sólo algunos de los nombres aplaudidos por la afición azulgrana y que grandes resultados y glorias trajeron al equipo ya fuera tan sólo por una temporada o por varios años. Nombres que quedarán en la memoria del Barça para presumir de sus grandes y rentables fichajes. Pero la historia no siempre nos cuenta que todo ha sido positivo, otros como Keirrison, Henrique, Hleb, Geovanni, Martín Cáceres, Philippe Christanval, Chygrynskiy y Gerard López terminaron como un pufo para los amantes blaugranas.

Los culés enfrentarán una nueva temporada en la que intentarán recuperar el cetro europeo y para ello necesitan tener al equipo a tope. El nuevo paso de Puyol por el quirófano puede cambiar la idea de buscar un central de bajo perfil por uno más experimentado y que costará más, pero que es necesario para completar y reforzar al equipo donde más duele, en la defensa. Especial atención se le tendrá que poner al nuevo central, porque con la duda de que a Puyol le respeten las lesiones en la temporada, no se podrá jugar con candidatos a sustituto que no cumplan con las más altas exigencias.

El último gran fichaje del Barcelona fue Jordi Alba. El canterano repescado del Valencia, fue el jugador más rentable de la Liga BBVA y sólo necesitaba entrar a un club como el catalán para demostrar la gran calidad que tiene. A la afición le gustan las estrellas consagradas, esas que todo el mundo sigue, sin embargo puede ser que ésta no sea siempre la fórmula con más garantías. Jugadores como Riquelme, que prometía mucho, terminaron por dejar malas sensaciones y con la alta competitividad que existe ahora en Europa, el Barça no puede cometer los mismos errores o le puede salir muy caro.

El presidente Sandro Rosell y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, tienen la obligación este verano de sorprender al aficionado culé. Al Barcelona le hacía falta un mediático y prometedor fichaje como el de  Neymar para darle frescura al vestuario y animar los ánimos de los seguidores blaugranas, ahora falta que en la defensa se haga también lo correcto: un central de garantías comprobadas y no necesariamente ha de costar demasiados millones de euros.

Relacionados