thumbnail Hola,

Gundogan y Lewandowski, dos espinas más en el camino del Real Madrid hacia los fichajes

El Borussia ha confirmado que los dos jugadores, en la agenda blanca, se quedarán en Dortmund. Se le acaban las opciones al Real, y las que quedan en pie, son más que dificultosas

Dani Carvajal, Casemiro, y Nacho Fernández. De momento, los únicos tres movimientos que ha hecho el Real Madrid en el presente mercado de fichajes, y porque se le agotaban los plazos formales para repescar a uno, hacer efectiva la cláusula de compra a otro, y renovar al último de ellos. Próximamente parece que se unirá Carlo Ancelotti al proyecto merengue. Y de ahí en adelante, se abre un abismo -que cada día que pasa parece mayor- hasta el que podría ser el siguiente refuerzo merengue este verano.

Muy pronto este curso se empezó a hablar de posibles fichajes para la entidad de Concha Espina. Hasta 20 jugadores se relacionaron al Real Madrid en apenas unos días, antes incluso de que se terminara oficialmente la temporada. Pero poco a poco se han ido cayendo una gran mayoría de ellos: Lichtsteiner, por la llegada de Carvajal; el renovado Yaya Touré; el nuevo jugador del Manchester City Jesús Navas; el barcelonista Neymar; el nuevo jugador del Mónaco, Radamel Falcao; el también renovado Kun Agüero; y los últimos en alejarse del radio de acción del club merengue han sido Ilkay Gundogan y Robert Lewandowski, después de que el Borussia confirmara este lunes que se quedarán en Dortmund esta temporada.

Algunos de ellos interesaban muchos más que otros al club blanco. Otros, ni pasaban el corte de lo que diferencia a los simples rumores de mercado de un verdadero interés en cerrar un traspaso. Pero sea como fuere, no deja de ser una considerable pléyade de futbolistas que, si en algún momento se pudo pensar que podrían recalar en el Santiago Bernabéu este verano, ya es seguro que no lo harán.

Y mientras, negociaciones como las que hipotéticamente se podrían dar por jugadores como Verratti, Vidal, Luis Suárez, Edinson Cavani, Isco, o por supuesto, Gareth Bale, serían mucho más complicadas de lo que a priori parecían. Con lo que el panorama que se abre en el horizonte merengue no es el más alentador posible en cuanto a los fichajes. A su favor juega el hecho de que le vale con hacer unos pocos fichajes de contrastada calidad en posiciones concretas. Y mejor hacer las cosas bien que rápido, que se dice. Pero el quid ahora es que el abanico de opciones cada vez se está cerrando más y más. El camino hacia los fichajes presenta cada vez más espinas para el Real Madrid.

Artículos relacionados