thumbnail Hola,

Informes en Inglaterra apuntan a que el Mónaco estaría dispuesto a ofrecer 100 millones de euros por el ‘7’ del Real Madrid. Pese a no haber renovado aún, es intransferible

PSG, Manchester United, Manchester City, y ahora también el Mónaco. Todos quieren tenerle en sus filas. Es el buque insignia de uno de los mejores clubes de la historia como es el Real Madrid, lo que unido a su innegable talento, le convierten en oscuro objeto de deseo para todos los megalómanos proyectos de nueva formación en el fútbol actual. Con Leo Messi fuera del mercado, Cristiano Ronaldo es la figura con la que todos los jeques y oligarcas querrían posar. Una pieza fetiche para sus equipos. Ese amor platónico por el que los sinsentidos parecen menos exabruptos. Hasta cien millones de euros dicen en Inglaterra que podría poner encima de la mesa Dmitry Rybolovlev… y parecen pocos.

No obstante, si hay un club por encima de todos que desea tener a Cristiano Ronaldo en la foto de plantilla del principio de curso, ése es el Real Madrid. Antes que ningún otro. Porque ya le conoce, ya sabe de lo que es capaz, y es consciente de que su sombra es alargada. Alargadísima. El Real Madrid está enganchado a Ronaldo. Sus goles, su arrolladora actitud, su profesionalidad, su ímpetu, su influencia en el equipo, sus dotes de mando, su imagen, su proyección, su visibilidad para los medios… Cristiano tiene hipnotizado al madridismo. Es un jugador único, y como tal, de un valor incalculable para el Real Madrid.

Y 100 millones de euros, que es lo que supuestamente ofrecería el Mónaco, dan para muchos remiendos. Para  más de un fichaje top, incluso. Pero encontrar a un jugador como Cristiano Ronaldo, o a dos o tres por esa suma, no es ni mucho menos coser y cantar. De ahí precisamente que el luso sea intocable en el Real Madrid. Que a dos años de acabar su contrato, el objetivo no sea encontrar un comprador con el que sacarle un rédito económico, sino renovarle. Casi a cualquier precio. Buena medida. Y quizás en el Mónaco no lo saben aún, pero a día de hoy, Cristiano Ronaldo sigue siendo intocable.

Artículos relacionados