thumbnail Hola,

La Catedral echa el cierre definitivo frente al Levante tras cien años albergando partidos del Athletic Club de Bilbao

 Gorka Posada
 Reportaje especial
Síguelo en
San Mamés
1912 Alejandro de la Sota decide construir el nuevo estadio cerca del asilo de San Mamés.
1913 Comienzan las obras el 20 de enero. Siete meses más tarde, se inaugura.
1953 Se construye la tribuna principal y se instala el arco.
1957 Se construye la tribuna sur.
1961 Se construye la tribuna norte (conocida como Misericordia)
1972 Se construye la tribuna este, se mejora la iluminación del estadio y se instala megafonía.
1982 Se remodela en el Mundial de España para tener un aforo de 46.000 espectadores.
2010 Fernando García Macua presenta el proyecto del nuevo estadio.
2012 Comienzan las obras de San Mamés Barria y se planifica el derribo del viejo a final de temporada.

Ha llegado el día. Ese día que todo aficionado del Athletic veía en la lejanía. El día en el que más de uno derramará alguna lágrima porque toca decir adiós a un templo. Un templo en el que siempre soñabas jugar desde pequeño. Ese templo mágico que ha creado grandes amistades en las gradas. Hoy, ante el Levante, ese templo no volverá a albergar ningún partido oficial.

San Mamés no es un campo cualquiera. Algo tendrá que todos los jugadores que han pasado por él lo acaban destacando en algún momento de su vida. Es un estadio que deja huella por quien lo pisa.

La historia
El 10 de diciembre de 1912, la Junta General del Athletic comenzó a buscar un lugar para albergar un nuevo campo, ya que el del Lamiako y posteriormente el de Jolaseta se quedaba pequeño. Alejandro de la Sota, presidente por aquel entonces, consigue un proyecto para construir el nuevo campo cerca de un asilo que a su vez estaba construido encima de una antigua ermita en honor a San Mamés. Unas 50.000 pesetas fueron necesarias para crear el nuevo terreno de juego de los bilbaínos.
Las obras comenzaron el 20 de enero de 1913 y siete meses después, el 21 de agosto del mismo año, San Mamés albergó su primer partido entre Athletic y Racing de Irún, en un triangular donde también estuvo presente el Sepherd’s Busch inglés.

El primer tanto logrado en La Catedral fue obra de Pichichi, por eso, cada vez que un equipo pisa por primera vez el feudo rojiblanco hace una ofrenda floral al busto del jugador, situado en la tribuna central, creada en 1952 y adornada con un arco que se convertiría en el signo de identidad de San Mamés. A raíz del mundial de España de 1982, el estadio sufrió unas modificaciones y se convirtió en lo que definitivamente es ahora y que dejará de serlo tras el 5 de junio para dar paso a un nuevo estadio.

“En San Mamés parece que todo ocurre dos veces. No ves el momento de que acabe el partido” - Pep Guardiola

“Para ganar en San Mamés hay que sufrir” - Iker Casillas

“¿Anfield? Es incomparable ponerte en el túnel de San Mamés y oír el himno” - Míchel

“Se me puso la piel de gallina" - Xavi Hernández, tras ser ovacionado
"Tengo buenos recuerdos de San Mamés" - Sir Alex Ferguson
“San Mamés es un campo en el que siempre me ha gustado jugar. La afición del Athletic es de diez” - Raúl González
“El ambiente de San Mamés es maravilloso. Es uno de los estadios más bonitos” - Luis Figo
“San Mamés realmente sí que es La Catedral del fútbol” - Quini
“Pitar en San Mamés es lo más grande que le puede pasar a un árbitro" - Pérez Lima
“¡Qué lindo! ¡Es el campo más bonito! - Diego Armando Maradona
“No es un estadio cualquiera. Siempre que vas a San Mamés lo notas" - Emilio Butragueño
“Bilbao sin San Mamés es como París sin Torre Eiffel” - Luis Fernández
“¿Saben? Hay ciertas cosas que deberían ser eternas en la vida. Creo que San Mamés es una de ellas" - Michael Robinson
“Uno de los mejores ambientes para jugar a fútbol donde yo he jugado: San Mamés" - Roberto Carlos
"Jugar en San Mamés es impresionante, notas la atmósfera del fútbol" - Joaquín Caparrós
"San Mamés siempre reconoció los momentos de debilidad de su propio equipo. Te da la mano para que no te ahogues. Tiene forma de comunicarse con los protagonistas. He podido observar los mensajes que emite a los jugadores. Lo que hace histórico un estadio no es la arquitectura, sino lo que pasó allí" - Marcelo Bielsa, último técnico que entrenó como local en La Catedral
DATOS DE SAN MAMÉS
Finales europeas
Finales españolas
Partidos selec. España
Partidos selec. Euskadi
Partidos de otras selec.
Partidos en el Mundial '82
1
1
6
16
7
3

A la gente del club tampoco le deja indiferente el derribo de San Mamés. José Ángel Iribar, símbolo rojiblanco, ya ha declarado recientemente que llorará en la demolición del viejo estadio. "Alguna lagrimilla ya caerá, es inevitable". Al igual que el 'Txopo', Carlos Gurpegui también opina lo mismo: “No sé cómo vamos a reaccionar. Será muy emotivo”.

"Las sensaciones más fuertes han sido en San Mamés y a medida de que se acerca el derribo... Me da mucha pena. Se respira fútbol. No sólo lo decimos nosotros. Los comentarios de rivales, de compañeros de la Selección, te abren los ojos a la suerte de jugar aquí cada quince días. San Mamés es el estadio de los estadios", declaraba Joseba Etxeberria en una reciente entrevista.


Los 'jefes'

25 presidentes han pasado por el palco de La Catedral desde que Alejandro de la Sota inaugurara el estadio: Ricardo de Irezabal, Ernesto Bourgeaud, José María Vilallonga, Manuel de la Sota, Manuel Castellanos, José María Olabarria, Luis Casajuana, Roberto de Arteche, José María Larrea, Enrique Guzmán, Javier Prado, Julio Eguskiza, Félix Oráa, José Antonio Egidazu, Jesús María Duñabeitia, Pedro Aurtenetxe, José Julián Lertxundi, José María Arrate, Javier Uria, Ignacio Ugartetxe, Fernando Lamikiz, Ana Urquijo, Fernando García Macua y Josu Urrutia, que será el último que se siente en el palco de San Mamés.

La despedida emotiva será el próximo 5 de junio, donde el Athletic se enfrentará a una selección de jugadores de Bizkaia dirigida por Txetxu Rojo e Iñaki Sáez. Aunque el templo bilbaíno también acogió un partido muy emotivo en 1998: El año del Centenario. José María Arrate no lo dudó y trajo para la ocasión a un rival de excepción. Brasil, vigente campeón del mundo, pisaba La Catedral un 31 de mayo de 1988. El encuentro acabó 1-1, y el brazalete de capitán lo portaba el hoy presidente, Josu Urrutia.

San Mamés, beti gurekin (Siempre con nosotros)

Personalmente, San Mamés es mi segunda casa. Un lugar mágico, de los que sientes que tienen algo especial en cuanto entras. Uno de los llamados 'lugares de poder', en el que su magia y su encanto te atrapan cada vez que escuchas el himno del Athletic instantes antes de que los equipos salten al césped. La sensación que tuve mi primer día en este templo es indescriptible.

Con apenas 6 años era consciente de todo lo que me rodeaba, de lo especial de ese lugar. Nada más entrar por la puerta tienes la sensación de que ha ocurrido algo importante ahí, que forma parte de la historia. ¡La historia del Athletic! Se respira fútbol por los cuatro costados. Los encargados de verificar tu entrada también son diferentes. La txapela roja que portan los 'txapelgorris' te advierte que no vas a entrar a un lugar cualquiera... ¡Si hasta el olor a puro es agradable en San Mamés!

Nunca pensé que iba a llegar este momento. Sinceramente, estoy seguro de que voy a llorar en cuanto vea a los operarios desmontar el arco y a las máquinas hacer escombros La Catedral. Es inevitable. Es el lugar donde se ha concentrado durante tanto tiempo alegría, tristeza, esperanza y lo más importante: sueños. Porque desde el primer momento que pones los pies en San Mamés sueñas con jugar ahí, defendiendo los colores del Athletic, tu equipo.

Lo he estado hablando con mi compañero de butaca, Iker Jairo, con el que siempre iba a San Mamés y coincidimos plénamente en las noches mágicas vividas en la grada: La remontada en 15 minutos a Osasuna con gol final de Julen Guerrero (de 0-3 a 4-3), el gol de Joseba Etxeberria ante el Real Zaragoza en la temporada 96/97 que daba la clasificación al Athletic para la Champions League, la semifinal de Copa del Rey ante el Sevilla que devolvía a los rojiblancos a una final 25 años después y cómo no, las victorias al Manchester United y al Sporting de Portugal, que permitían a los 'aldeanos' llegar a la final de la UEFA Europa League. Éste último partido fue, sin duda, el último partido mágico que albergó La Catedral.

Por ello, por todo lo que hemos vivido juntos, gracias San Mamés.

Pablo Aro Geraldes
Goal.com Argentina
Redacción
Goal.com España


"Un estadio es mucho más que una construcción deportiva. En los escalones de sus gradas, en los ladrillos de sus paredes, quedan impregnados para siempre los recuerdos de momentos de gloria y de los otros.


Sin ser inglés, sentí una gran pena cuando Wembley se inclinó ante las máquinas demoledoras. No importa que el nuevo estadio sea más grande, más moderno, más cómodo; entre aquellas torres legendarias quedaron enterradas millones de anécdotas y emociones, historias y momentos irrepetibles. El fútbol mismo.

Cuando Boca Juniors apenas insinuó que un consorcio qatarí construiría una nueva Bombonera, el pueblo xeneize se alzó como si se tratase de una cuestión de vida o muerte. Y lo es. Porque bajo los escombros se entierran gritos de gol hasta las lágrimas, bufandas al viento, promesas incumplibles, plegarias, abrazos con desconocidos... el pasado de cada uno de los que vibraron en las tribunas.

Ahora las noticias dan cuenta de la despedida de San Mamés. ¿Un siglo es mucho para la Catedral? No lo sé, pero no puedo evitar la tristeza. Nunca pude presenciar un partido allí, tuve que contentarme con guardarme la emoción de llegar hasta sus puertas una tarde de julio. Fue para mí como tocar los muros de un recinto sagrado. Mis abuelos vascos llegaron a la Argentina sin haber pisado San Mamés, pero el amor por el Athletic ya estaba en la sangre, es parte de mi más rica herencia. Por eso ahora queda este sinsabor, la certeza de saber que en el nuevo recinto podrán escribirse nuevas páginas doradas, pero los rugidos más fuertes del león quedarán para siempre retumbando en la querida Catedral y en los corazones que quienes vivimos, aun a la distancia, este sentimiento inexplicable".
"Mi primer partido en San Mamés, siendo aún un niño, fue un Inglaterra-Checoslovaquia del Mundial 82 con goles de Trevor Francis y Josef Barmos (pp) y quedé prendado por el escenario. Desde entonces he tenido la suerte de ver muchos partidos en el: buenos, sensacionales y pésimos, pero en todos ellos he sentido el calor de la grada; pareces estar envuelto en una atmósfera que abarca cada extremo del campo. Ahora entiendo porque la llaman 'La Catedral'" - Ander Bilbao

"Todo un símbolo del fútbol primigenio. Representa fair play, pasión y sobre todo tradición" - Iago Lago

"Estadio único e irrepetible que ha visto pasar a todos los jugadores de la historia de la Primera División. Afición entendida y señorial" - César Hurtado

"Seas o no del Athletic, San Mamés tiene que parecerte especial sí o sí. En ningún estadio de España se respira ese ambiente, esa tradición, ese paso del tiempo a lo largo de la historia del fútbol... 'La Catedral' es única" - David de la Vara

"San Mamés es fútbol, tradición, escuela. Es origen; rugido del león. San Mamés es Athletic. Es el poteo por Pozas, el niño a hombros de su padre. San Mamés es historia, desde Pichichi hasta Guerrero, pasando por Zarra, Iribar o Rojo. Es el éxito y el fracaso. San Mamés es lágrima de triunfo y del coqueteo con el abismo. Es y será un recuerdo eterno" - Miguel Churruca

"El fútbol pierde uno de sus mayores símbolos. Los estadios dejan de ser sólo césped y cemento para convertirse en el lugar de encuentro de miles de sueños, y San Mamés lo ha sido durante cien años. Pocos estadios guardan el historial, la mística y el espíritu de la Catedral. No es casualidad que sea uno de los primeros estadios que los niños de toda España se aprenden en sus primeros acercamientos al fútbol. Igual que tampoco es casualidad que sea uno de esos estadios que aficionados y jugadores de todo el país ansiaban visitar al menos una vez en su vida. Por eso es La Catedral" -
Alberto Piñero
"Mi mejor recuerdo es cuando fui corriendo a casa desde la escuela para ver a Bryan Robson anotar a los 27 segundos en la victoria de Inglaterra ante Francia por 3-1 en el Mundial de España de 1982" - Graham Shaw | Goal.com UK
"San Mamés para mí ha sido como una fortaleza. Junto a alguna excepción, nunca he visto sufrir tanto a Real Madrid o Barcelona en esa salida como los he visto en La Catedral o Mestalla, pero San Mamés fue muy especial. Una atmósfera increíble, con todos los aficionados rugiendo, no solo para encaminar a su equipo hacia la victoria, sino por la gloria del País Vasco. Es muy triste que no volvamos a ver más partidos en este excepcional estadio, pero espero que el nuevo tenga algún tipo de compensación para nosotros" - Ahmed Atta | Goal.com Arabia

Hasta siempre, San Mamés | 1913 - 2013

Relacionados