thumbnail Hola,

El Santos rechazó el día de ayer la oferta de 20 millones ofrecida por el Barcelona, pero aceptar una cifra tan exorbitante como la que se pide, es un riesgo muy grande al futuro

La tarde de ayer el Santos rechazó una nueva oferta del Barcelona por Neymar. La cifra que los brasileños quieren por la promesa del fútbol ronda los 50 millones de euros, mientras que el Club catalán ofreció alrededor de 20. Sin embargo el Barça puede hacer un esfuerzo para elevar su oferta y obligar al Club brasileño a bajarse un poco, para así llegar a un acuerdo que convenga a ambas partes, sobre todo a los blaugranas.

Después del culebrón por el fichaje del brasileño que lleva más de un año viviéndose, el Barça podría pagar la cantidad que piden el Santos, DIS y TEISA, estas dos últimas, empresas que poseen parte de los derechos del delantero brasileño. Pero el riesgo es alto, no sólo porque se estaría comprando a un jugador que no tiene experiencia en Europa y que su rendimiento hasta hoy parece ser un incógnita, sino que abrir el grifo de los millones, tendría consecuencias para los futuros fichajes que desee hacer el conjunto catalán y hablar de futuro no requiere irnos muy lejos, el futuro inmediato es este verano.

La historia nos lo cuenta y a Florentino Pérez en su primera etapa en el Real Madrid le costó caro. Tras aceptar el traspaso de Figo por 60 millones al Barça, utilizando la cláusula de rescisión, los siguientes fichajes fueron muy costosos: Zidane 75 millones, Ronaldo y David Beckham, más de 30 millones cada uno. Y al Barcelona ya sabe lo que es pagar caro, como el caso de Ibrahimovic y tener que vender una sola temporada después, no recuperando la inversión y dejando una mancha imborrable en la historia.

El Santos bien podría decir: si el Barcelona ha pagado 40 millones por Alexis Sánchez y 29 por Cesc Fàbregas (más incentivos hasta los 35 millones), ¿por qué no pagarían 50 por un jugador que todo el mundo quiere tener?. Para el 'Peixe', la cifra es justa, porque las ganancias que deja la imagen del jugador son muy altas y el Barça sin duda puede recuperar los 50 millones de inversión, el problema simplemente es que después de esto, los demás clubes que conozcan el interés de los azulgranas por alguno de sus jugadores, también intentarán sacar la mayor tajada posible y encarecerán insultantemente.

Sandro Rosell es un gran negociador, Sanllehí continúa en Brasil y las conversaciones se mantienen abiertas. Ya se sabía de la complejidad del fichaje de Neymar, sobre todo porque sus derechos pertenecen a tres partes y hay que llegar a un acuerdo en el que todos estén felices y convencidos. El culebrón puede tomar aún tiempo y la esperanza es que no se sigan ventilando las cifras que se están manejando, sobre todo ahora que el Barcelona deberá hacer al menos otros dos fichajes este próximo verano y el tema Neymar puede hacer que el central pensado y otro delantero, se coticen más caro de lo normal.

Artículos relacionados