thumbnail Hola,

En la rúa celebrada en la Ciudad de Barcelona, el argentino se vio un poco apagado a comparación del resto de sus comnpañeros

La alegría de todos los jugadores en el bus que ha recorrido las calles de Barcelona es evidente, Lionel Messi sonríe, sin embargo es el más discreto de todos y por momentos se le ve muy pendiente de su teléfono móvil. ¿Qué le pasa a Leo? Posiblemente esté preocupado tras haber recaído este domingo de su lesión y es posible que se pierda lo que resta de temporada.

A falta de que el día de mañana se le realicen pruebas médicas para valorar la gravedad de su lesión, Leo podría perderse los últimos tres encuentros pendientes de Liga y por lo tanto no podrá igualar su marca de 50 goles y menos superar su registro. Sin duda a 'la pulga' le hace feliz ganar títulos, pero más feliz se pone cuando pisa el terreno de juego para tocar el balón.

A diferencia de él, otros jugadores desbordan alegría, como el caso de Alexis Sánchez quien ha destacado y bien sabe que en el vestuario es uuno de los que más animan, lo mismo que Cesc Fàbregas quien está cumpliendo su sueño de conseguir su primera Liga con el Barcelona. Pero posiblemente el más feliz de todos es Xavi Hernández, quien suma ya siete títulos ligueros, haciendo historia y reafirmando por qué es uno de los símbolos del barcelonismo.

Al terminar la rúa, los jugadores saldrán todos juntos a cenar e irse de fiesta. Tito Vilanova les ha otorgado la noche libre y siendo que estos jugadores durante toda la temporada se portan bien, hoy podrán salir de fiesta y divertirse, como jóvenes que son y como campeones que han recuperado el título liguero. El técnico tal vez tendrá un festejo más discreto en casa junto con su familia.

Artículos relacionados