thumbnail Hola,

Tito Vilanova insiste en que este verano no se verán grandes movimientos en la plantilla en cuanto a llegadas se refiere, pero el equipo necesita un refresco antes de que sea tarde

Al día de hoy no sabemos exactamente cuántos movimientos habrá en la plantilla este próximo verano, sin embargo, las palabras de Tito Vilanova sugieren que no veremos muchos cambios, para descontento de la afición que sueña con ver a nuevas estrellas en Can Barça.


La euforia que causa la Champions League, que sirve como escaparate y la derrota de los culés, encendió la llamarada de que el equipo necesita refuerzos. Sea cual sea el motivo por el que los blaugranas quedaron eliminados por el Bayern, sea dicho como cansancio, superioridad alemana o la ausencia de Lionel Messi contagiando a varios de sus compañeros, la necesidad de contar con nuevos elementos es real.

A Messi no se le puede seguir cargando la espalda con los goles, él por sí mismo se encargará siempre de anotar, porque de eso vive, de goles, es voraz y lo que menos necesita es que se le diga cómo ver puerta, pero el sistema de juego que hoy está formado para ayudar a Leo con el objetivo, podría ampliarse para que otro delantero ayude en la labor. Llámese Neymar, Lewandowski, el mercado es amplio y todo indica que el tiempo de David Villa y Alexis Sánchez ya tocó su fin en el Barcelona.

El centro del campo también sufre, si bien Iniesta y Busquets son el alma y Alex Song ha ido sumando muy buenas actuaciones aprendiendo a jugar al primer toque, se necesita de alguien que releve a Xavi Hernández, el creador de juego. Al de Terrassa se le deberá dosificar a partir de la próxima campaña para mantenerlo fresco en las citas más decisivas y hoy Thiago Alcántara y Cesc Fàbregas no han logrado llenar ese hueco. En sí la ausencia de Xavi no se volverá a llenar nunca, porque nunca se volverá a ver a nadie como él, pero sí se requiere de un buen refresco que sepa darle continuidad al estilo blaugrana.

Lo que más preocupa es el eje de la zaga, esta posición no ha sido retocada en las últimas dos temporadas y parecía en el último año de Guardiola, que Javier Mascherano reconvertido podría cargar con el paquete, por lo que no se pensó en nuevas adquisiciones. Pep fichó a Alexis y Cesc en su última campaña y Tito Vilanova se hizo de los servicios de Song y Alba, siendo el más rentable el catalán en el lateral izquierdo, sin embargo Song, polivalente ha demostrado que lo suyo es el pivote, lugar donde se siente más cómodo. Thiago Silva es la mejor opción y la posible marcha de Carlo Ancelotti podría entreabrir la puerta a las negociaciones por el defensa brasileño, que si fichó por el Milan fue más por un acuerdo con el técnico italiano a quien ya había dado su palabra.

De confirmarse que Victor Valdés dejará el equipo este verano y el Club hará caja con él, entonces es primordial hacerse de un buen portero que conozca bien el sistema azulgrana, como Pepe Reina a quién no le costaría reintegrarse en el conjunto. Jugadores como Gerard Deulofeu y Sergi Roberto, candidatos a subir al primer equipo esta próxima temporada, es claro que no serán titulares y Tito Vilanova se encargará de irlos fogueando, pero visto que los rivales ya le tienen tomada la medida al equipo, es necesario que jugadores con más experiencia se integren antes de que entonces sí comencemos a hablar de un fin de ciclo.

Artículos relacionados