thumbnail Hola,

El luso, titular ante el Valladolid cuando el martes en Champions no se le vio a tope físicamente. Se perdió el derbi hace una semana por lesión. La final de Copa, en diez días

Recibe el Real Madrid al Valladolid este sábado, y lo hará con una alineación inicial con más jugadores de los titulares que de los menos habituales. Véanse los Karim Benzema, Ángel Di María, Sami Khedira, Pepe, Fabio Coentrao, Diego López, y hasta Cristiano Ronaldo. La jornada de Liga cae completamente a desmano, con la resaca de la Champions aún muy reciente y la visita del Málaga y la final de Copa del Rey a la vuelta de la esquina, pero es de suponer que nadie en el club blanco quiere alargar más de lo necesario la depresión post-Lewandowski.

Sin embargo, llama la atención la insistencia en que Cristiano Ronaldo lo juegue todo con el Real Madrid. Irracional insistencia. El martes ante el Borussia Dortmund no se le vio en plenas facultades físicas, aunque luego nadie lo reconociera, y la final de Copa está a escasas dos semanas vista. Si Ronaldo se lesionara ahora, ¿tendría tiempo de recuperarse de cara al derbi? ¿Merecería la pena que recayera de su lesión en un partido ante el Valladolid cuando la Liga ya no está en sus manos? ¿Tendría el Real Madrid un recambio de garantías para Cristiano Ronaldo en caso de que no pudiera jugar la final?

Si todas las respuestas son negativas, como parece natural, entonces qué necesidad hay de que juegue todos y cada uno de los partidos del Real Madrid. El luso ha disputado el 87% de los minutos en Liga, balance que es todavía mayor si se cuentan los partidos de Champions League, y hace apenas una semana se percibía que necesitaba parar. Este sábado sucederá lo que tenga que suceder, pero desde fuera parece una temeridad esta obsesión con Ronaldo. O del propio Ronaldo, quién sabe.

Artículos relacionados