thumbnail Hola,

El equipo donostiarra comenzó a darle la vuelta a la situación tras la victoria en Málaga por 1-2. Ahora, cuarta clasificada, es claro aspirante a la Champions League

Diez de noviembre de 2012. La Real Sociedad llegaba a La Rosaleda en puestos de descenso después de haber tocado fondo seis días antes al perder por 0-1 ante el Espanyol y tras los resultados que se habían cosechado los demás equipos en los partidos previos de la undécima jornada. El rival, el Málaga de Champions. Cuando todos daban por muerto al equipo donostiarra los hombres de Montanier conquistaron la Costa del Sol por 1-2 y comenzó su remontada para ser la revelación del campeonato y actualmente ocupar la cuarta plaza de la clasificación.

Un gol al minuto de comenzar el partido de Vela y otro de Xabi Prieto tras regatear a Caballero dieron la primera victoria visitante de la temporada a los Txuri-Urdin, además de ser la primera en más de diez meses lejos de Anoeta. A partir de ese partido el equipo guipuzcoano no ha dejado de sumar y tan sólo ha perdido un partido de los últimos 22 encuentros disputados ante el Real Madrid por 4-3 en el Santiago Bernabéu.

Un punto de inflexión, tal y como han indicado los jugadores durante la temporada, una victoria en un territorio difícil que hizo que la nave donostiarra cambiara el rumbo para sólo mirar con optimismo los próximos encuentros. Y es que a partir de la exhibición de Málaga llegaron las victorias en Mestalla por goleada, San Mamés, Calderón, Vallecas... y también ser el primer equipo en derrotar al actual líder de la competición, el Barcelona, por 3-2 después de haber comenzado perdiendo por 0-2 dicho encuentro. Reto a reto, partido a partido, la Real Sociedad ha demostrado ser un equipo sólido y capaz de competir ante cualquier rival y en cualquier circustancia.

Han quedado atrás los años en los que el equipo de Anoeta conseguía la mayoría de los puntos gracias a su fortaleza como local, fortaleza que perdía como visitante al saldar con derrotas la mayoría de los partidos disputados fuera de casa. Sin embargo esta premisa ha cambiado esta campaña, a partir de la jornada 11, de aquel encuentro en tierras andaluzas, encuentro que será recordado como el primer paso para una temporada mágica.

Después de la victoria, los jugadores y el propio Montanier se vieron capaces de ganar en cualquier campo ante cualquier rival y, partiendo de una gran seguridad defensiva, un arma letal como es el ataque Txuri-Urdin puede sentenciar los partidos en cualquier momento. Así, actualmente la Real Sociedad se ecuentra en cuarta posición con dos puntos más que el Valencia, próximo rival que visitará Anoeta, y siendo el único equipo que no ha perdido en la segunda vuelta.

Además de lo mencionado antes, una derrota en las últimas 22 jornadas y catorce jornadas consecutivas sin perder, los Txuri-Urdin son claros aspirantes a la Champions League gracias a un juego vistoso que con el paso de los partidos ha ido mejorando y ha acabado siendo uno de los mejores equipos de la Liga en este aspecto. Para rematar una gran temporada el domingo, a partir de las 21:00 horas, el equipo donostiarra tiene el reto más importante ante los valencianos, ganar supondría estar muy cerca de Champions League y culminar una gran remontada en una temporada que puede ser histórica.

Artículos relacionados