thumbnail Hola,

El equipo donostiarra se ha acostumbrado a sentenciar sus partidos en un tramo de un cuarto de hora en los encuentros. Valladolid, Málaga y Rayo Vallecano, últimas víctimas

La Real Sociedad, cuarta clasificada y revelación de la temporada, está resolviendo la mayoría de sus partidos en un tramo de diez minutos. Los hombres de Montanier, que atesoran una de las mejores armas ofensivas del campeonato y una gran puntería, suelen allanar el terreno de los partidos en menos de un cuarto de hora. Todo esto comenzó en la segunda jornada, cuando los Txuri-Urdin remontaron al Celta en apenas siete minutos para ganar por 2-1 en Anoeta.

Tres semanas más tarde los goles de Iñigo Martínez y Carlos Vela certificaron una nueva victoria en Anoeta ante el Zaragoza y en otros diez minutos mágicos los donostiarras ganaron el derbi ante el Athletic por 2-0. En San Mamés, por otra parte, Agirretxe adelantó a los suyos y Vela sentenció el encuentro en apenas diez minutos poniendo el 1-3 en el marcador.

El Rayo Vallecano ha sido también víctima de esta magia realista. Los madrileños han caído en los dos partidos de Liga ante los guipuzcoanos, partidos que encarrilaron con dos goles en menos de diez minutos tanto en Anoeta (Vela) como en Vallecas (Agirretxe). El Valencia también sufrió en Mestalla siete minutos perfectos de la Real Sociedad para dejar sentenciado el encuentro con goles de Mikel González y Diegro Ifrán para acabar ganando por 2-5.

El único que pudo sacar algo positivo fue el Betis, que vio cómo los donostiarras remontaban un 0-2 en contra en diez minutos pero finalmente consiguieron rescatar un punto. Finalmente, los últimos conjuntos que han visto cómo los hombres de Montanier mataban los encuentros en diez partidos fueron al Valladolid y Málaga en Anoeta (4-1 y 4-2 con diez mágicos minutos para adelantarse por 3-0) y el mismo Rayo Vallecano la semana pasada. La Real Sociedad se ha acostumbrado a jugar diez mágicos minuntos para resolver sus partidos, ¿qué equipo será la nueva víctima?

Artículos relacionados