thumbnail Hola,

El futuro del técnico, supuestamente expuesto por el presidente del club, que habría ‘vendido’ al de Setúbal. Esperpéntica forma de perder el dominio de la escena mediática

Parecía un miércoles cualquiera, cuando saltó la bomba en la Casa Blanca. “José Mourinho nos dijo que el año que viene no podrá dar la charla de entrenadores, que era imposible, porque no estará aquí”. Medio mundo preguntándose por el futuro del técnico de Setúbal en el Real Madrid, con toda una legión de periodistas detrás de entrenador, jugadores, agentes, amigos, y directivos, y fue el presidente del Canillas, Manuel Álvarez, el que alzaba la voz por primera vez para confirmar lo que circula desde hace tiempo por los mentideros merengues.

Podrá ser así, o no. Tiene pinta de que más bien acabará marchándose del Real Madrid. Pero permítanme dudar de esta extraña maniobra mediática disfrazada de pericia periodística, huelga decir, con todos los respetos para todos aquellos profesionales que, primero, filtraron la noticia (Punto Pelota), y después, contactaron con el presidente del Canillas (Cope o el propio Goal.com). Y es que parece improbable que a una personalidad con semejante dominio de la escena mediática como José Mourinho se le haya podido escapar de las manos una situación como la de su futuro, sobre la que hay puestos tantos candados desde hace tiempo. Llámenme suspicaz, pero por lo menos, es difícilmente asumible.

“Ha sido una metedura de pata, creo que debe estar enfadado” reconocía en Goal.com Manuel Álvarez. Pero sinceramente, no parece tampoco muy natural que el presidente del Canillas haya ‘vendido’ a Mourinho desvelando una conversación privada. Tienen la confianza como para que el técnico imparta charlas magistrales a sus empleados –es de suponer que altruistamente-, y como para que conceda donaciones económicas para la subsistencia del humilde club, con lo que debería tener también el tacto como para no desvelar semejante cuestión tabú, cuando no lo había hecho antes el propio implicado.

Puntualizaba el presidente del Canillas en Deportes Cope: “Lo dijo en broma y en serio, no lo sé claramente”. Suena más bien a broma, en ese extremo. O a un meditado globo sonda para calibrar la reacción de club, jugadores e hinchada ante semejante revelación. Algo mucho más propio de un calculador Mourinho. Sea como fuere, con el permiso de los implicados, todo seguirá igual. Al menos, hasta que no sea el propio técnico, o Florentino Pérez, los que se pronuncien. Sería más natural que los aficionados se anden con pies de plomo ante estas filtraciones, a que sea Mourinho el que tenga que hacer lo propio en el Canillas.

Artículos relacionados