thumbnail Hola,

Tras las quejas del Barcelona hacia Wolfgang Stark, ahora será el turno del árbitro holandés quien pasará prueba en el Camp Nou

Bjorn Kuipers, uno de los 52 árbitros preseleccionados de la FIFA, fue elegido para dirigir el Barcelona - Paris Saint Germain de este miércoles, cuando ambos equipos se juegan el pase a las semifinales de la Liga de Campeones. Después de la queja hecha por el Barcelona a la UEFA la semana pasada respecto al desempeño del alemán Woolfgang Stark, se evaluará minuciosamente el difícil trabajo de Kuipers en el Camp Nou. 'No hay tontos y nosotros tampoco lo somos' fueron las palabras de Jordi Roura para zanjar el tema arbitral y dar un aviso.

El holandés Kuipers, tiene fama de ser un colegiado estricto, sin temor a la afición, los técnicos e incluso los jugadores, suele tener mano dura al tomar sus decisiones de forma imperativa, lo cual lo ha llevado a estar en el ojo del huracán en más de una ocasión. En el seno culé, el colegiado no deja buenas sensaciones y el último recuerdo data a esta misma temporada de Champions League cuando dirigió el Celtic - Barcelona cuando el conjunto catalán perdió 2-1 en el Celtic Park y en el que Jordi Alba y Alex Song resultaron amonestados.

El internacional desde el año 2006, no se ha escapado de la polémica a lo largo de su carrera. La pasada temporada coincidió con el Barcelona en el partido de vuelta de los cuartos de final frente al Milan, haciendo que Ibrahimovic lo recuerde como una pesadilla. Los azulgranas ganaron 3-1 el 3 de abril de 2012 en el Camp Nou, donde el holandés señaló dos penaltis a favor del Barça, uno de ellos por el tirón de camiseta de Nesta a Busquets y fue Lionel Messi quien cobró ambas penas máximas en los minutos 11 y 41, mientras que Andrés Iniesta terminó por redondear el resultado al minuto 53. Aquella noche, Javier Mascherano e Isaac Cuenca resultaron con tarjeta amarilla.

Bjorn Kuipers posee una alta puntuación en Holanda y la misma Asociación de Fútbol Holandesa elogió al árbitro después de dirigir el encuentro entre Barça y Milan: "Es fantástico ver que la UEFA puntúa tan alto a Bjorn. Ellos seleccionan árbitros con base a sus actuaciones y calidad. Esto dice mucho sobre la selección de Bjorn para este encuentro. Los árbitros holandeses como Bjorn son preparados lentamente para dirigir al más alto nivel. Siguen un intenso programa en el que aprenden como lidiar con los errores. Es por esto que Bjorn ha alcanzado el más alto nivel. Puede sonar simple, pero sólo algunos están en este nivel", afirmaba Dick van Egmond. 

Sin embargo, Kuipers no tuvo un buen año en el 2010. El árbitro falló en un controvertido incidente en el fútbol holandés cuando Ajax y PSV se encontraron. En una trifulta sobre el terreno de juego, Luis Suárez golpeó a su oponente Otman Bakkal en el hombro justo a la vista del hombre a cargo, pero éste no señaló la agresión, lo que enfureció a la escuadra del PSV. En ese mismo año, el nacido en Oldenzaal erró al no señalar un penalti a favor del Stuttgart cuando se enfrentó al Barcelona y el encuentro terminó en un empate 1-1. Pero el árbitro no se ha salvado de José Mourinho, quien en 2012 cargó contra el colegiado por permitir demasiada libertad a los jugadores del CSKA Moscú en la fase de grupos de la Liga de Campeones cuando se enfrentaron al Real Madrid.

Con Kuipers, el Barcelona tiene un registro de tres victorias, un empate y una derrota, mientras que el Paris Saint-Germain sólo ha sido dirigido por el colegiado holandés en una ocasión y el resultado fue victoria para los parisinos. Claramente, el Barcelona no está dispuesto a pasar por alto las fallas arbitrales, sin decirlo abiertamente, sorprendió que la UEFA redujera la sanción a Zlatan Ibrahimovic habilitándolo para jugar en el partido de ida, pero más aún que su gol ilegal en claro fuera de juego tampoco fuera anulado. El Barça siempre ha promulgado su fe en el arbitraje, sin embargo las circunstancias lo orillaron a levantar la voz para no seguir viéndose afectados, como lo dijo Toni Freixa, portavoz de la directiva azulgrana: 'En las dos últimas eliminatorias no hemos tenido suerte con los árbitros'. Ahora será el turno de Kuipers de pasar por el ojo minucioso del conjunto catalán, aunque posiblemente al árbitro esto no le quite el sueño.



Artículos relacionados