thumbnail Hola,

El tolosarra volvió a demostrar ayer lo gran jugador que es, y calla las críticas que le decían que estaba "viejo" y "fuera de forma"

OPINIÓN
Volvió España, volvió la mejor selección del mundo... y volvió Xabi Alonso. El jugador del Real Madrid dio una lección táctica, él sólo, a la selección francesa y a muchos de sus compañeros que vestían la misma elástica que él. Ya desde el primer instante del encuentro se hizo notar, ordenando a sus compañeros para que no perdiesen la atención al importantísimo partido que se presentaba en París.

España, líder otra vez

Poco a poco, Alonso fue controlando la medular a su gusto, enviando pases en profundidad a David Villa o Andrés Iniesta, que aparecían peligrosamente por la frontal del área de Francia. Además, demostró, una vez más, ser un tipo privilegiado a la hora de cambiar la orientación del juego a la banda contraria. Ese tipo de juego fue el que se echó de menos ante Finlandia.

En mi opinión, el tolosarra nunca se fue. Sí que ha tenido un bajón en su juego durante la temporada. Un ejemplo fue el partido frente al Granada, en el que el equipo blanco perdió por 1-0 con un gol en propia meta de Cristiano Ronaldo. Cuando el vasco no está fino, su equipo lo nota. Da igual que tengas a Cristiano, a Iniesta o a Xavi, si no está él, al equipo le falta el control del partido.

Su futuro, creo, y reitero que es mi humilde opinión, estará ligado a la continuidad de José Mourinho al frente de la nave blanca. En la sombra también aparecería el nombre de Rafa Benítez como sustituto del portugués, algo que no parece que vea con buenos ojos el centrocampista, que aunque fue quien apostó por él en el Liverpool, no le gustaría su forma de trabajar.

Así, se abre la posibilidad de su vuelta a la Real Sociedad, club en el que opino que se retirará tarde o temporano. No veo a Xabi marchándose en busca de una nueva aventura a una liga exótica como la de Qatar o la MLS. Y si se va, ¿quién hará su papel?

Aunque no fue el único que ayer se reivindicó. Natxo Monreal supo aprovechar su oportunidad y demostró por qué el Arsenal apostó por él. Jesús Navas fue otro de los que ayudó en la segunda mitad a que el combinado de Vicente Del Bosque aguantara el resultado, poniendo en serias dudas las incorporaciones al ataque de Patrice Evra.

Artículos relacionados