thumbnail Hola,

Se ha convertido en una moda el hablar de qué jugador del equipo rival se vería bien vistiendo la propia camiseta. Algo está cambiando para bien en el fútbol español

Sandro Rosell, presidente del Barcelona, dijo hace unas semanas que ficharía a alguien del Real Madrid, pero no dijo a quién y a partir de entonces, la pregunta de moda para los futbolistas del Barça y del Madrid es ¿a quién ficharías tú?. Busquets quiere a Sergio Ramos, el sevillano quiere a Busquets en su equipo merengue por necesidad, mientras que Gerard Piqué sueña con Pepe, Varane y el mismo Ramos.

Hace pocos años, estas declaraciones hubieran desencadenado la excomunión, pero hoy la historia es diferente y nos habla de que la rivalidad Barça-Real Madrid, es algo deportivo y se queda en la canchas del Clásico y de los torneos que los enfrentan, pero el reconocimiento de la calidad del eterno rival, forma parte de la lista de valores del fútbol moderno.

La temporada pasada las relaciones entre merengues y culés se vieron inmersas en una grave crisis. Los constantes encuentros entre ambos y los ataques de José Mourinho a su ex equipo y las respuestas de Pep Guardiola, llenaron de tensión ambos vestuarios y los encargados de corregir el rumbo fueron Iker Casillas y Xavi Hernández, quienes compartieron el premio Príncipe de Asturias por su labor pacifista.

Hoy ya no existen ataques al rival, sólo halagos y para algunos es difícil de aceptar. Es verdad que la llegada de Iker Casillas o Pepe al Barça sería un escándalo, lo mismo que Busquets vistiendo de blanco, pero el reconocimiento al rival, independientemente de su estilo de fútbol, sus ideas políticas y colores, hablan de un paso adelante en el fútbol español sin dejar la pasión que siempre genera un choque entre ambos equipos.

Este martes, azulgranas y merengues se volverán a reunir en el terreno de juego para defender los colores de España frente a Francia, buscando la clasificación hacia la Copa del Mundo Brasil 2014. La victoria es necesaria si no quieren sufrir en la repesca y sólo la unión entre ellos y el despliegue del buen fútbol de todos los jugadores de Vicente del Bosque, independientemente de su equipo, será el que salve a la Absoluta, bicampeona de Europa y campeona del mundo.

Artículos relacionados