thumbnail Hola,

Ambos no terminan de encontrar su nivel en el equipo merengue. Sin embargo, el 'Pipita' sí ha sido capaz de recuperar sensaciones con Argentina

OPINIÓN | @QUILLOBARRIOS

Gonzalo Higuaín y Karim Benzema no han sabido demostrar todo su potencial a lo largo de la temporada. En muchos momentos, el Real Madrid ha acusado el bajo rendimiento que ambos han ofrecido. De hecho, José Mourinho le ha tenido que dar minutos a Álvaro Morata debido al alarmante estado de forma de los arietes del conjunto merengue.

No han sabido alcanzar su mejor nivel, ni física ni futbolísticamente. Benzema, fino y elegante dentro y fuera del área, ha venido mostrando una versión más pesada. Higuaín, mientras tanto, perdió frescura de cara a gol y se quedó sin esa chispa que marcaba la diferencia.

En los partidos importantes de la temporada (Barcelona en Copa o Manchester United en Champions, por ejemplo), ha sido Cristiano Ronaldo el encargado de tirar del carro. El portugués asumió su rol y el de sus compañeros, mostrándose omnipresente en ataque y salvando los muebles en más de una ocasión.

El problema es que CR7, pese a ser el mejor, no siempre podrá echarse el equipo a la espalda. El Real Madrid necesita que Higuaín y Benzema recuperen sensaciones y aporten durante abril y mayo.

En el Santiago Bernabéu existía la esperanza de que ambos firmaran un buen papel con sus respectivas selecciones. Argentina recibía con los brazos abiertos a un Pipita que se crece cuando viste la albiceleste. Francia, mientras tanto, polemizaba en torno a Karim por la historia del himno y la mala racha que atraviesa con la elástica gala.

Tanto uno como otro eran conscientes de que, además de jugársela con sus respectivos países, también luchaban, lejos del Bernabéu, por un puesto en el once titular del Real Madrid. Higuaín brilló ante Venezuela. Benzema fue pitado contra Georgia.

¿Quiere decir esto que el ex de River le ha ganado la partida a su compañero de cara al futuro más inmediato? No. Lo que quiere decir es que el Pipa adquiere cierta ventaja a los ojos de Mourinho. Pese a todo, la historia puede dar un giro radical si Benzema brilla ante España. Cuajar un gran encuentro contra la campeona del mundo supondría un plus moral y futbolístico para un jugador que, hoy por hoy, está lejos de su mejor nivel.

Artículos relacionados