thumbnail Hola,

Con Varane y Pepe como pareja de centrales, Sergio Ramos en el lateral diestro y, o bien Marcelo o bien Coentrao, en el zurdo, conforman la mejor zaga posible de la plantilla

Muchas han sido las rotaciones, muchos los cambios de táctica y muchas las probaturas del técnico portugués, José Mourinho, en la defensa del Real Madrid, pero ha sido este fin de semana, ya en el mes de marzo, cuando el equipo blanco ha conseguido cuadrar a la mejor defensa posible.

El pasado sábado, y ante el despliegue ofensivo que estaba mostrando el Mallorca con dos goles en la primera parte que hicieron sonar los silbidos en la grada, Mourinho sacó del terreno de juego a Arbeloa, relegó a Pepe al centro de la defensa y escoró a Sergio Ramos al lateral diestro.

Con esa defensa, la formada por Coentrao, Pepe, Varane y Sergio Ramos, el Real Madrid es mucho más potente, defensiva y ofensivamente. La explosión de Varane, que definitivamente se ha hecho un puesto en el once titular dejando en el banquillo a uno de los intocables de Mou como es Pepe, ha hecho reflexionar al técnico que, conociendo su amor incondicional por su compatriota, ha decidido lo que para muchos era obvio y reclamaban desde hace tiempo, quitar a Arbeloa y volver a dejar a Sergio Ramos como carrilero en el flanco diestro.

La realidad es bien sencilla, Arbeloa no tiene ni pizca de técnica y sus arrancadas ofensivas dejan mucho que desear. Defensivamente es disciplinado y oficioso, pero un lateral para un equipo como el Real Madrid debe generar fútbol desde la posición de carrilero, y eso lo sabe hacer Sergio Ramos. El de Camas es un portento físico y no tiene reparos en subir una y otra vez al ataque, proporcionando así muchas variables para los Özil, Modric, Di María, o quien esté escorado a esa banda en ese preciso instante. Además, defensivamente está considerado como uno de los mejores zagueros del mundo como central, y como lateral está más que demostrada su capacidad defensiva.

Por otro lado, la serenidad y confianza de Rafael Varane, unida a la contundencia y la expedición de Pepe, puede formar un tándem perfecto en el centro de la zaga que evite las debilidades defensivas que se han ido sucediendo todos estos meses. Varane está llamado a ser el mariscal del Real Madrid en los próximos años y Pepe, querido más que odiado en el Bernabéu, si recupera su forma física, se antojan claves para el crucial momento de la temporada que estamos viviendo.

El lateral zurdo es el que quizá goce de menos calidad, y no porque no la tenga, que la tiene, si no por la falta de disciplina de sus ocupantes. Por un lado está Marcelo, pero no el Marcelo que deslumbraba en la banda, que arrancaba como un avión y que era capaz de marcar auténticos golazos como ante el Manchester City para comenzar una remontada. Ahora tenemos a un Marcelo bajo de forma, sin ganas de volver al once, sin ganas de competir lo que resta de la temporada. Por otro lado, Coentrao. El lateral de los 30 millones de euros. Su rendimiento aún no es el que se espera, aunque bien es cierto que de hace unas semanas para acá, está más activo y sus actuaciones están siendo más que aceptables. Si sigue así, será titular lo que resta de temporada.

El Real Madrid afronta el momento más importante de la temporada. Los cuartos de final de la Champions están a la vuelta de la esquina y en el horizonte ya se vislumbra el derbi madrileño que puede darle una nueva Copa del Rey a las vitrinas merengues. La nueva defensa formada por Mourinho parece de garantías, solo falta por ver si Arbeloa, que siempre fue del agrado de Mou, se queda en el banquillo en los próximos compromisos.

Artículos relacionados