thumbnail Hola,

Los de Valverde realizaron un gran partido, pero les faltó terminar las jugadas para confirmar la remontada

Cerca, muy cerca estuvo el Valencia de completar una remontada de las que con el tiempo se recuerdan como históricas. El equipo de Ernesto Valverde igualó la diferencia económica sobre el césped, y únicamente la falta de claridad en los metros finales, les privó de una hazaña que, por momentos, estuvo muy cerca de consumarse. El empate a uno final probablemente no hizo justicia a lo mostrado por ambos equipos durante los 90 minutos.

El Valencia no hizo un extraordinario partido, solamente se limitó a competir y a jugarle de igual a igual a su rival de esta noche, algo que no consiguió hacer en el partido de ida en Mestalla, donde los parisinos les pasaron por encima sin lugar a la réplica. Los de Valverde han demostrado de esta forma, que la diferencia entre ambos conjuntos no era tan grande como parecía hace un mes.

El 'Txingurri' aprovechó la ausencia de Zlatan Ibrahimovic para adelantar la defensa y asumir riesgos. La inclusión en el eje de la zaga de Mathieu facilitó el atrevido planteamiento, pues la velocidad del francés se convertía en clave para conseguir cortar las contras parisinas. En el centro del campo, David Albelda acompañó a Tino Costa y Dani Parejo, pero el equipo en realidad mejoró con la entrada de Banega en la segunda mitad, que le dio sentido a todos los balones que pasaron por sus botas. Parejo completó un partido notable, pero su fallo en el empate del PSG fue decisivo, y empaña en gran parte el encuentro realizado.

Lo peor sin duda, además de Roberto Soldado y Sofiane Feghouli, fueron Aly Cissokho y Antonio Barragán, que completaron un encuentro desastroso en la parcela ofensiva. Ambos jugadores tuvieron multitud de ocasiones de poner centros al área, pero no consiguieron acertar en ninguno. En el caso de Barragán, es entendible, pues le tocó entrar en lugar del lesionado Joao Pereira como único recambio en el lateral derecho. Mucho más inexplicable es lo de incluir en el once a Cissokho teniendo a Andrés Guardado en el banquillo. El mexicano no tiene su fuerte en defender, pero a la hora de atacar suele aportar desborde y buenos centros, algo vital para el Valencia hoy, viendo el embudo que se formaba siempre por el centro.

Los dos mejores jugadores del equipo apenas aparecieron, Soldado y Feghouli no se dejaron ver por el Parque de los Príncipes, y su presencia siempre resulta fundamental. 'Soso' no termina de encontrar el ritmo tras su vuelta de la Copa de África. Por su parte, Soldado está tendiendo a desaparecer en los partidos clave este año, una muy mala noticia para la parroquia ché.

El Valencia lo tuvo muy cerca, más de lo que pueda parecer. Faltó, o bien un último pase o un centro decente en los metros finales. Tener esos jugadores cuesta mucho dinero, algo que el Valencia no tiene ahora mismo y que a su rival le sobra. Probablemente ahí estuvo el factor decisivo de esta eliminatoria.

Artículos relacionados