thumbnail Hola,

El día de ayer los culés se reunieron para comer todos juntos en un restuarante de Barcelona junto con Jordi Roura y miembros del cuerpo técnico

Dicen que la unión hace la fuerza y así se está tomando las cosas el conjunto culé que sabe que este es el momento para estar más unidos que nunca. Sólo como equipo podrán sacar los retos que tienen por delante y por ello se reunieron la tarde de ayer para comer todos juntos y fuera de la Ciudad Deportiva, convivir y planear la forma en que afrontarán las cosas.

No es la primera vez que los culés hacen piña, de hecho, la temporada pasada se reunieron el 16 de febrero en un conocido restaurante del puerto barcelonés porque estaban también sufriendo de una temporada de altibajos y con la incertidumbre de la continuidad de Pep Guardiola. A aquella reunión asistieron todos, menos Pep, tal vez no fue invitado o tenía otras cosas que hacer, algunos en el entorno le criticaron, sin embargo, la reunión rindió frutos y a partir de entonces, Leo volvió a golear y los culés volvieron a tomar las riendas del juego venciendo a aquellos que se les pusieran enfrente.

Este sábado, los blaugranas deberán enfrentar al Deportivo en casa, un partido que en teoría no debería representar mayor problema, excepto que el equipo colista está desesperado por sacar al menos un punto y eso suele hacer que estos equipos se compliquen más de lo pensado. Pero el martes vendrá la gran prueba para medir las fuerzas del conjunto catalán y confiados en la remontada, deberán vencer al Milan 3-0 para clasificarse en la semifinal de la Champions League, como el martes lo hizo el eterno rival, Real Madrid.

El primer paso ya lo dieron cuando reconocieron que estaban cometiendo errores que debían mejorar y también tras aceptar que la ausencia de Tito los tiene cabizbajos. Después el presidente azulgrana, Sandro Rosell dio la cara por el equipo y envió un mensaje de tranquilidad a la afición, que sin duda también quitó un peso de encima al vestuario. Finalmente, el equipo se ha reunido para comer, buena señal de que todo marcha por buen camino y están listos para retomar las riendas de su buen fútbol.

Una noche mágica es la que se espera el 12 de marzo en el Camp Nou con un lleno total. Así como la afición apoyó como nunca al equipo ante el Chelsea la temporada pasada, así se espera que reaccionen los seguidores el martes, se luchará por alcanzar el objetivo y la magia ya se está empezando a conjurar.

Relacionados