thumbnail Hola,

El Real Madrid jugará este sábado con el segundo comando ante el Barcelona, pendiente de la Champions. Justo lo que el de Setúbal le recriminaba al Sporting hace dos temporadas

Llega el Barcelona al Santiago Bernabéu en un mal momento para el Real Madrid. No por los dieciséis puntos de ventaja que le lleva en la Liga, no. Eso parece que quedó ya enterrado el pasado martes. Sino más bien porque el próximo martes debe visitar al Manchester United en el que es el partido más importante para el Real Madrid en el horizonte próximo. Tan mal le viene que, a falta de confirmación oficial, parece que el Clásico del sábado será un tanto descafeinado pese a jugarse a la hora del café, con el comando suplente del Real Madrid sobre el césped del Santiago Bernabéu.

Decisión comprensible para el madridismo, toda vez que la Liga está prácticamente imposible y la Décima ruge con fuerza en sus corazones. Una lástima para el aficionado al fútbol en general. Aunque en realidad la opinión que de verdad merecería la pena conocer hoy es la de la plantilla del Sporting de Gijón, o incluso la de Diego Simeone. A los que, según el propio José Mourinho, no les debería sentar muy bien esto de las rotaciones ante el Barcelona.

No obstante, era septiembre de 2010 cuando el de Setúbal comparecía ante la prensa después de un partido entre Sporting de Gijón y el Barcelona, donde el malogrado Manuel Preciado había sacado a algunos de sus jugadores menos habituales, para dar su punto de vista al respecto. "No sé cuántos puntos va a tener que hacer el Real Madrid para quitarle la Liga al Barcelona. Muchos, seguramente. Sobre todo, si algunos equipos que juegan contra ellos les regalan el partido por pensar que no pueden ganar y meten al segundo equipo a jugar. Si eso pasa muchas veces, será mucho más difícil para nosotros", espetó entonces. Poco después, Preciado le echaría un órdago en rueda de prensa como sólo él sabía hacer, con el desenlace amistoso que todos ya conocen.

Cuánto han cambiado las cosas desde entonces. Y dicen que el tiempo todo lo cambia, pero también dicen que pone a cada uno en su lugar. En este caso, parece que la tomará con Mourinho. Eso si no lo hacen antes algunos jugadores de aquel señalado Sporting, o el propio Simeone, que es el perseguidor más inmediato del Barcelona en la Liga. Desde luego, con estos antecedentes, estarían en todo su derecho a pintarle la cara al otrora cruzado contra las rotaciones y hoy siervo de ellas. No han sido ni serán los únicos ni los últimos que puedan…


EL REAL MADRID, LANZADO HACIA EL CLÁSICO Y LA CHAMPIONS
La victoria en el Camp Nou invita a Mourinho a rotar de cara a la Champions

Artículos relacionados