thumbnail Hola,

Trasladar fuera de la capital la sede del encuentro que enfrentará a Real y Atlético sería un sinsentido

No destaca la RFEF precisamente por tomar las decisiones más acertadas en fechas comprometidas. A los polémicos amistosos que la selección disputa cada cierto tiempo a miles de kilómetros, se une cada temporada la elección de la sede de la final de la Copa del Rey.

Especialmente controvertida resultó la decisión del pasado curso, tras el rechazo del Real Madrid a albergar en el Santiago Bernabéu un encuentro que disputaron el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao, alegando unas improvisadas obras en los servicios del estadio.

Llegados a esta parte, Atlético de Madrid y Real Madrid se verán las caras en la final de esta nueva edición de la Copa. Salvo sorpresa, será el próximo 18 de mayo, a expensas todavía del Festival de Eurovisión, que se celebra ese mismo fin de semana en Suecia y podría condicionar la fecha definitiva del partido. ¡Manda narices!

Diversas fuentes apuntaban este miércoles que el conjunto blanco solicitaba a la RFEF el Camp Nou como sede, argumentando que se trata de un estadio neutral y con la capacidad máxima. No obstante, cuando el Atlético de Madrid certificó su clasificación, el panorama dio un vuelco.

Tratándose de dos equipos naturales de una misma ciudad, precisamente la capital, sería un sinsentido absoluto trasladar la final a la Ciudad Condal -o a Mestalla, que sonaba como opción 'B'-. Decenas de miles de personas esperan desde anoche una decisión que compete única y exclusivamente a la Federación. Yo lo tengo claro: la final de Copa debe ser en Madrid.

Encuesta del día

Artículos relacionados