thumbnail Hola,

El manchego confía en que el equipo podrá remontar el resultado adverso en San Siro, pero también reconoce que algo no está funcionando en el equipo

Barcelona 1-3 Real Madrid

Iniesta ha sido el primero en reconocer que la ausencia de Tito Vilanova está afectando al equipo. Un tema, que por respeto al entrenador, se ha mantenido resguardado por la directiva azulgrana, pero que hoy ya no se puede seguir manteniendo en un segundo plano. Es difícil no contar con Tito, aunque éste pueda ver los entrenamientos a distancia y se comunique por teléfono durante los partidos, su figura falta para tomar las riendas del equipo y la temporada. Lo más importante es su salud, de eso no hay duda, pero el Club también deberá tomar decisiones por el bien del equipo que atraviesa por una etapa delicada.

Andrés Iniesta sabe que algo no está funcionando, al engranaje se le están trabando las piezas y es el momento de hacer una autocrítica. Reconocer los propios errores y la superioridad del rival es un buen comienzo, porque a veces en el entorno azulgrana se cree que el equipo es imbatible y esas sensaciones se pueden contagiar al equipo, cayendo en un error. Pero también Iniesta, consciente del debate que se puede generar, dejó claro que este equipo merece descansar en la derrota, porque también han ganado mucho, verdad como una catedral.

El optimismo también se hizo presente, estos errores pueden servir para mejorar, sólo así se aprende, a base de los errores y su corrección. El Milan será el siguiente test y será uno muy grande, pero Iniesta desde ya está contagiando su confianza para superar el reto metiendo las manos al fuego por el equipo y su clasificación a la semifinal de la Liga de Campeones. Si el tercer capitán del equipo lo dice, hay que confiar en él, pero también sabiendo que si el equipo falla, no será por falta de ganas de alcanzar las cosas.


Artículos relacionados