thumbnail Hola,

El Barça acusa de un bajón en la temporada que le está costando caro y se está alejando de sus altas aspiraciones del inicio de temporada

Ayer se vivió la segunda noche triste del Barcelona en apenas una semana, el mes de febrero no les está sentando bien a los culés que no han reencontrado la línea de juego que los ha caracterizado a lo largo de la temporada. Sin llamarlo fracaso, pero sí decepción, porque repitieron los errores de los últimos dos partidos y están acusando un bajón de la temporada que tan brillantemente han interpretado en la Liga.

Adiós al triplete, clara muestra de que no es fácil conseguirlo y que haberlo hecho algún día hoy retoma más valor, ya no se diga un sextete. Tampoco existe un culpable en específico, el conjunto en su totalidad está apagado y ayer en el Camp Nou aprenas brillaron los primeros cinco minutos, pero después dejaron que el Real Madrid tomara las riendas del partido y acabaron pagando caro el error con la eliminación.

Sorprendió la alineación de Jordi Roura y el mismo José Mourinho se asombró y cambió su XI inicial de último momento. ¿Por qué usar el mismo conjunto titular que falló con el Milan? incomprensible para los que no dibujamos la pizarra pero que abogábamos por la titularidad de David Villa quien ante el Sevilla se había ganado la titularidad para enfrentar a los madrileños. Su incursión al terreno de juego fue tardía, lo mismo que la de Cristian Tello quien con sus pocas participaciones en la temporada ha sido áltamente determinante.

No se puede decir que Lionel Messi fue el que falló, también lo hicieron el resto de sus compañeros. Andrés Iniesta está apagado, los mismo que Cesc Fàbregas que se ha visto desangelado. El Real Madrid sabía que los culés estaban nerviosos después del sufrimiento de sus últimos encuentros y las quejas arbitrales previas al encuentro ya eran una sintomatología que Mourinho, quien es un sabio para leer y deletrear, no dejó pasar por alto.

Tampoco se puede reprochar al Barça, estos jugadores han ganado mucho y lo seguirán intentando hasta el final. Lo preocupante es que el mismo Jordi Roura no sepa si están achacando el desgaste físico o el mental, pero deberán buscar una clara solución. Hoy ya no aspiran a la Copa del Rey y la Champions League está fuertemente amenazada si siguen en la misma línea de olvidarse del fútbol. Muchas veces lo dijo Tito Vilanova y que ahora repite Roura: 'hay que ir partido a partido, nada está ganado aún'.

Artículos relacionados