thumbnail Hola,

Un momento crítico es el que vive el conjunto culé en los próximos días y deberá sacar la casta si quiere seguir adelante

Las bajas temperaturas volverán a la ciudad condal este fin de semana y el Camp Nou vivirá el partido ante el Sevilla con una sensación de 1ºC, algo que hará que tal vez muchos aficionados decidan ver el encuentro con un manta y en la comodidad de su casa. Pero los culés deberán vencer el frío y muchas otras cosas si quieren seguir adelante en lo que resta de temporada.

Es verdad que la Liga ya está casi segura y el trofeo adornará las vitrinas azulgranas al final de temporada, pero este sábado los azulgranas deberán demostrar que lo sucedido el domingo es algo que se puede superar y que no tiene por qué interferir con su desempeño de los próximos días. Un mal partido podría desencadenar muchas dudas que sin lugar a dudas afectarán al encuentro ante el Real Madrid el próximo martes.

No encajar será una de las principales premisas este sábado. La portería azulgrana ha recibido gol en los últimos 10 encuentros disputados de manera consecutiva, un registro que en la Liga no había resultado alarmante, pero que en la Champions League y la Copa del Rey, los puede dejar fuera al más mínimo error. Otra de las labores a ejercitar en el Camp Nou este sábado, será volver a afinar en los remates, ante el Milan olvidaron que sólo chutando se pueden anotar goles y que si el rival se encierra hay que intentarlo también después fuera del área, como lo sabe hacer Adriano.

Recuperar la confianza será importante y no relajarse también. Los culés necesitan ganar todavía 10 partidos para asegurarse la Liga, se dice fácil, pero de no mantener el ritmo se podrían despedir de ella, así como ahora se pueden despedir de la Liga de Campeones. Pasaron los tiempos en los que a los culés los partidos les daba tiempo de hacer remontadas majestuosas en los últimos minutos, los largos meses de competició en teoría ya deberían haber enseñado lo que se puede hacer y lo que no.

Es normal que los equipos durante un periodo de la temporada sufran un bajón, pero es también cierto que deben localizarlo y salir de él. Lionel Messi no ha estado fino en los últimos encuentros y sobre todo ha sufrido de muchos remates que se estrellan en el palo, acumula ya 10, algo que no es normal en el goleador argentino y que podría costarle caro al equipo. Ante el Sevilla será una buena oportunidad de tomarle el pulso a los culés, que dolidos y sin su guía Tito Vilanova parecen vulnerables pero que también han recibido una grata noticia y es el regreso de Eric Abidal.

Artículos relacionados