thumbnail Hola,

Toril, reconocido fuera del Real Madrid como no lo hace Mourinho dentro

El seleccionador Julen Lopetegui, que antes fue técnico del Castilla, elogia el trabajo del entrenador del filial blanco. Le aguarda un provechoso futuro. Alberto Piñero lo analiza

El Real Madrid Castilla ganó este miércoles a la selección española Sub-20 en un amistoso de preparación para el combinado nacional donde los blancos se sobrepusieron con autoridad a los rojos (0-5). No hubo color en ningún momento. Y así lo reconoció a Goal.com el propio seleccionador Julen Lopetegui al finalizar el encuentro, elogiando la labor de Alberto Toril como técnico del filial madridista, sin que mediara pregunta sobre ello siquiera. Un guiño a todas luces merecido, y que tiene gran carga simbólica pues el propio Lopetegui ya probó en ese banquillo anteriormente. No deja de ser irónico que reciba los elogios desde fuera de la Casa Blanca, pero no desde dentro.

Conviene recordar que en el Real Madrid, Alberto Toril fue entrenador del Juvenil A que logró la liga, la Copa de Campeones (algo que no hizo el equipo de Jesé un año después por ejemplo) y fue subcampeón de la Copa del Rey. En enero de 2011 tomó las riendas de un Castilla a mitad de tabla y completó una segunda vuelta invicto hasta entrar en los play-off de ascenso a Segunda. No conseguiría subir de categoría esa temporada, pero sí al año siguiente, con un gran fútbol y barriendo a Cádiz y Mirandés en los play-off finales. Un ascenso que no se veía desde el 2005 en la Casa Blanca, entonces con los Diego López, Arbeloa, Borja, De la Red, Javi García, Juanfran, y Soldado en nómina.

Con este impecable currículum se ha ganado el respeto, el cariño y la admiración de La Fábrica y de los directivos merengues, sin embargo sus desavenencias pasadas con José Mourinho le costaron a principios de este curso un enfrentamiento dialéctico con el entrenador del primer equipo. Que en lugar de elogiar sus méritos, le recriminó pública y sesgadamente la ‘deficiente formación’ de algunos de sus jugadores, y la priorización de los resultados a la formación, utilizando a un José Rodríguez en vías de adaptación a la categoría como arma arrojadiza contra el técnico del filial.

Lo pasó mal entonces el entrenador del filial. Los seguidores de Mourinho no se cortaron al criticarle, pese a que muchos seguramente ni habían visto un partido de las categorías inferiores. “Mourinho conoce mejor la cantera del Real Madrid que el propio Toril” se llegó a leer y escuchar. Y esa animadversión la sufrió todo el Castilla, que entró entonces en barrena, siendo ahora cuando empieza a sacar la cabeza del agua pese a la poca experiencia en la categoría y que parte de la plantilla está cogida con pinzas.

Toril tiene mucho futuro. Por su estilo de juego, su mentalidad ofensiva, su personalidad en el vestuario y su experiencia como jugador. Y es el fútbol el que lo ha dejado en esa lanzadera hacia la élite pese a que dentro de su propio club haya quien no acepte reconocerlo. Muchos le sitúan ahora como candidatable al banquillo del Real Madrid. Quizás no sea el momento aún. Aunque el precedente de Guardiola deja en entredicho los prejuicios. Pero como merengue que es, y con el cariño que se ha ganado entre el madridismo, no habría que descartar que alguna vez pueda alcanzar el banquillo del Real Madrid. Ni mucho menos.

Relacionados